El cobre tocó un máximo de 9 años y medio el martes, pero el avance se frenó por la caída de las bolsas y luego de que los inversionistas evaluaron si la fuerte demanda y la escasez de suministros serían suficientes para extender el impresionante repunte.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subió 1.2% a 9,205 dólares la tonelada, tras llegar a los 9,305 dólares, máximo desde agosto de 2011.

Los precios del metal industrial se han disparado 17% en febrero, la mayor subida mensual desde noviembre de 2016, llevando las ganancias desde principios de 2020 a alrededor del 50 por ciento.

Analistas  esperan que la demanda de las industrias de la energía y la construcción supere la oferta, lo que podría llevar los precios a un territorio récord por encima de los 10,190 dólares la tonelada.

El cobre puede necesitar una pausa en el corto plazo, pero la perspectiva es optimista, dijo el analista independiente Robin Bhar. "Esperaría que las correcciones sean bastante breves".

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que las tasas de interés se mantendrán bajas y que las compras de bonos de la Fed continuarán "al menos al ritmo actual hasta que logremos un progreso sustancial hacia nuestros objetivos".

El mercado de cobre refinado de aproximadamente 24 millones de toneladas al año ya está en déficit y tuvo un suministro insuficiente de 589,000 toneladas en los primeros 11 meses de 2020, dijo el Grupo Internacional de Estudio sobre el Cobre (ICSG).

A fines de la semana pasada, los especuladores registraban posiciones largas netas en el cobre de la LME al 54% de los contratos abiertos y en el cobre de la Bolsa de Futuros de Shanghái (ShFE) al 39% de los contratos abiertos, dijo Marex Spectron.

Por su parte, el oro cayó desde un máximo de una semana, en una sesión volátil, por la apreciación del dólar tras el testimonio del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, ante el Congreso.

El metal precioso al contado tuvo un mínimo ajuste de 0.1% a la baja para cotizar a 1,806.66 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en EU cedieron 0.1% a 1,806.20 dólares.