El Banco Santander, principal banco de la zona euro, obtuvo en 2014 un beneficio de 5,820 millones de euros, en alza de 39.3%, gracias un aumento de su actividad y a una disminución de provisiones.

En el cuarto trimestre de 2014, el beneficio neto del banco español, en proceso de transformación impulsado por Ana Botín, su nueva presidenta, aumentó 68.4%, situándose en 1,460 millones de euros.

A principios de enero el banco había estimado su beneficio en 5,800 millones de euros y había procedido a un aumento del capital de 7,500 millones de euros para mejorar la solvencia de la entidad.

El producto neto bancario, indicado del valor agregado obtenido por el banco, progresó el año pasado en 4%, a 29,550 millones de euros, indicó un comunicado del banco.

Ana Botin, que sucedió a su padre Emilio, fallecido en septiembre pasado, puso en marcha una nueva estrategia de crecimiento.

Por primera vez desde el comienzo de la crisis, el beneficio aumentó en los diez principales mercados, entre ellos Gran Bretaña, España, Brasil y México, señaló el Banco Santander.

Banco Santander redujo por otra parte su costos en casi 1% y sus provisiones dudosas en 14%, según el comunicado.

erp