Deutsche Bank reportó un salto de un 143% en su utilidad neta del primer trimestre a 575 millones de euros (unos 627 millones de dólares), gracias a unos menores costos por sus problemas legales del pasado y un rebote en la negociación de deuda.

El prestamista alemán superó las expectativas de los analistas que esperaban una ganancia neta de 522 millones de euros en el primer trimestre.

"La relación con los clientes es sólida, los flujos de activos están regresando en todo el banco y la actividad se está acelerando. Nuestros esfuerzos de reducción de costos están empezando a rendir frutos, al tiempo que hemos reducido significativamente la complejidad", dijo el presidente ejecutivo John Cryan en un comunicado el jueves.

Los ingresos de su división de operaciones de bonos aumentaron un 11% en el trimestre, debido a un aumento en la negociación de todos los productos de tasas de interés, materias primas y divisas, mientras que las ventas bajaron un 10% en las operaciones con acciones.

erp