El banco estadounidense Citigroup anunció este martes que sus beneficios se desplomaron en el segundo trimestre, principalmente por los 7,900 millones de dólares que la compañía reserva para enfrentar eventuales impagos de sus clientes afectados por la pandemia de Covid-19.

El grupo obtuvo una ganancia de 1,300 millones de dólares, un 73% menos. Pero las ganancias por acción y excluyendo elementos excepcionales, es de 50 centavos, mejor de lo esperado por los analistas (28 centavos).

Citigroup vio subir su facturación en un 5%, hasta los 19,800 millones de dólares, ya que gracias al aumento de sus actividades de inversión y correduría compensó la disminución en la facturación de su banca minorista.