American Express informó una caída del 15% en su ganancia trimestral, ya que los confinamientos provocados por la pandemia y las restricciones comerciales impidieron al público que usa tarjetas de crédito viajar y salir a comer fuera de casa, lo que hizo que sus acciones cayeran más de un 2 por ciento.

Sin embargo, la empresa con sede en Nueva York superó las estimaciones de beneficios de Wall Street, ya que redujo las reservas para pérdidas de crédito y se benefició del mayor gasto en línea de los consumidores encerrados en sus casas.

Las grandes empresas de tarjetas de crédito se han visto muy afectadas por la recesión generada por la pandemia, que ha obligado a empresas a despedir trabajadores, lo que a su vez ha dificultado el gasto general. AmEx dijo que no espera una recuperación completa antes de 2022.

"Aunque seguimos siendo cautelosos sobre el ritmo de la recuperación, estamos centrados en lograr nuestra aspiración de volver a las expectativas originales que teníamos para 2020 en 2022", dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Stephen Squeri. El gasto global de los clientes de AmEx cayó un 15% a 277,500 millones de dólares en el trimestre, y disminuyó un 12% en Estados Unidos y un 19% en el extranjero. La empresa gastó alrededor de 2,300 millones de dólares en recompensas para los miembros de las tarjetas, un 16% menos que un año antes.

Los ingresos totales cayeron un 18% a 9,350 millones de dólares, y el gasto de las tarjetas de American Express en viajes y entretenimiento disminuyó un 65 por ciento.

Las ganancias netas cayeron a 1,440 millones de dólares, o 1.76 dólares por acción, en el cuarto trimestre finalizado el 31 de diciembre, frente a las estimaciones de un beneficio de 1.31 dólares por acción, según datos de IBES de Refinitiv.

Amex también redujo algunas reservas para pérdidas crediticias y registró una ganancia de 111 millones de dólares de provisiones consolidadas, en comparación con las provisiones para pérdidas crediticias de 1,020 millones de dólares de hace un año.