La gestora de inversiones ha identificado las empresas y sectores más sensibles a la situación del crudo.

El desplome del precio del petróleo, cercano a un 30% desde el pasado mes de octubre, tiene implicaciones en muchos sectores y valores.

NOTICIA: ¿Cómo se fijan los precios internacionales del petróleo?

En general, las actividades en las que el crudo es un factor decisivo en los costes se beneficiarán, mientras que otros en los que los ingresos dependen de los precios del petróleo se ven perjudicadas. La gestora de inversiones Fidelity ha identificado las empresas y sectores más sensibles a la situación del crudo.

Para la gestora, un ejemplo de ganadores con los precios actuales del petróleo son las compañías automovilísticas como General Motors, que ven crecer la demanda de vehículos de motor, en particular los pesados y los utilitarios deportivos.

También empresas agrícolas como Kubota obtienen mejoras, ya que las granjas reducen sus costes operativos en áreas como la maquinaria, los fertilizantes y los costes de transporte. Por último, Fidelity destaca los beneficios que obtienen las empresas químicas, como Akzo Nobel, por la rebaja de las materias primas.

NOTICIA: ¿Por qué atemoriza al mercado el constante hundimiento del petróleo?

En el lado contrario, la caída del precio del crudo perjudica a las compañías petroleras de prospección y producción (E&P), en particular a aquellas con costes de equilibrio más altos, como la Occidental Petroleum. Con menos inversiones en E&P también baja la demanda de bienes de capital dependientes de la energía, como los que provee la empresa Diamond Offshore Drilling.

Asimismo, precios bajos del petróleo reducen en la práctica el atractivo de las inversiones en energías limpias y renovables, lo que perjudica a firmas como Tesla Motors.

erp