El gigante estadounidense de ingeniería General Electric (GE) destituyó el lunes a su director general (CEO) y advirtió que no alcanzará las ganancias previstas para el 2018, porque continúa teniendo falta de flujo de capital.

H. Lawrence Culp, de 55 años, tomará de manera inmediata el lugar del CEO, en remplazo de John Flannery. Agregó que no logrará cumplir con la orientación indicada de un flujo de caja libre y ganancias por acción para el 2018, debido a la debilidad en su negocio energético.

El balance actual del fondo de comercio de GE Power es de cerca de 23,000 millones de dólares y el ajuste en el valor de sus activos probablemente abarcará todo su balance, indicó la compañía.

Las acciones de GE alcanzaron la semana pasada su nivel más bajo con una caída de 10%, tras la noticia de que una falla en la tecnología de las nuevas turbinas de centrales eléctricas provocó el cierre temporal de dos plantas en Texas.

“GE sigue siendo una compañía fundamentalmente fuerte con importantes negocios y gran talento. Es un privilegio ser solicitado para dirigir esta icónica compañía”, dijo Culp en el comunicado. “Seguimos comprometidos con fortalecer el balance general, incluido el desapalancamiento”.

Las acciones de la compañía subían más de 15% a la apertura del mercado, pero cerraron con un alza de 7.09% a 12.09 dólares.

[email protected]