El Gobierno del Distrito Federal (GDF) se mantiene como la entidad pública más activa en la colocación de deuda, pues entre el 2005 y el cierre del 2013 acumuló un total de 10 emisiones de certificados bursátiles fiduciarios.

A finales del año pasado, la capital del país emitió los certificados con clave de pizarra GDFCB 13, los cuales implicaron un monto de hasta 3,000 millones de pesos con vencimiento a 10 años mismos que recibieron notas de AAA (que significan alta capacidad de pago), a cargo de las calificadoras Fitch Ratings y Moody’s.

Si se considera como punto de partida el 2005, la ciudad de México ha lanzado los certificados GDFCB 05, GDFCB 06, GDFCB 07, GDFCB 07-2, GDFCB 09, GDFCB 10, GDFCB 10-2, GDFCB 11, GDFCB 12, cuyos recursos captados se han ocupado principalmente para el financiamiento de obras de infraestructura. Todos ellos recibieron altas calificaciones crediticias.

María del Carmen Martínez, analista de Moody’s, refirió que los inversionistas reciben con interés este tipo de ofertas, debido al marco institucional de endeudamiento de la capital del país, pues se considera como un compromiso del gobierno federal.

La experta agregó que, a diferencia de otros gobiernos, el perfil de deuda de la capital es positivo, debido a que ha cumplido con sus pagos en tiempo y forma.

Favorables indicadores

Asimismo, comentó que su estructura de ingresos y gastos es favorable, ya que su captación de impuestos, derechos y aprovechamientos, entre otros conceptos, le permiten financiar su gasto.

Aproximadamente, 46% de los ingresos del GDF proviene de recaudación propia, frente a una porción de 37.6% que constituyen las participaciones federales, refiere un reporte de Fitch Ratings.

Para este año se agregan otros ingresos como el Fondo de Capitalidad, por 3,000 millones de pesos, y una cantidad de 687 millones de pesos, procedentes del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).

En los últimos tres años, la inversión total realizada por las autoridades locales ha tenido una participación de 27.1% en el gasto global de la ciudad, lo que refleja el ejercicio del presupuesto en proyectos de infraestructura, que a su vez se ha complementado con recursos de particulares, mediante asociaciones público privadas (APP).

Con corte al 30 de septiembre del año pasado, la deuda total del Distrito Federal sumó 59,019.6 millones de pesos, lo que incluye certificados bursátiles y créditos bancarios.

En promedio, el plazo contratado de la deuda es de 21.3 años, sin embargo, sólo 41.4% cuenta con tasa fija, lo que implica exposición a riesgos de mercado, agrega Fitch Ratings.

Para el ejercicio 2014, la capital del país tiene la posibilidad de adquirir nuevo financiamiento, ya que el Congreso de la Unión le autorizó un techo de endeudamiento de 4,500 millones de pesos. Sin embargo, dado su historial crediticio, las agencias calificadoras opinan que la perspectiva del gobierno del Distrito Federal es estable.

[email protected]