Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) analiza con las autoridades diferir sus inversiones comprometidas como parte de su Plan Maestro de Desarrollo para este año, tras padecer graves afectaciones por la crisis sanitaria, ya se encuentra preparando la emisión de deuda bursátil por hasta 3,000 millones de pesos.

El operador de aeropuertos, entre ellos el de Guadalajara, prevé acudir al mercado local este 12 de julio para realizar la venta de títulos de deuda en dos tramos, con plazos de cinco y 10 años, ofreciendo un interés fijo y variable.

Según consta en una presentación a inversionistas, la emisión tiene un objetivo inicial de 3,000 millones de pesos, estimando una sobreasignación por hasta otros 1,200 millones de pesos.

“Aun cuando GAP reportó una sólida posición financiera al cierre del primer trimestre del 2020, no descarta utilizar líneas de crédito bancarias para financiar el capital de trabajo, así como la emisión de certificados bursátiles para inversiones de capital”, se cita en el documento.

Con las graves consecuencias que ha traído consigo la pandemia del Covid-19 y las afectaciones en el negocio de los aeropuertos, GAP no prevé la interrupción del negocio o la conclusión de sus operaciones en ninguno de sus aeropuertos.

Graves afectaciones por Covid-19

El Grupo Aeroportuario del Pacífico ha sido una de las empresas con graves afectaciones por la crisis sanitaria, pues con la pandemia se ha dado un cambio sustancial en la demanda del tráfico de pasajeros que tan sólo en el mes de abril registró una caída de 91.5%, una de las más bajas en la historia.

Lo anterior ha hecho que las necesidades de crecimiento y la capacidad de los aeropuertos en México disminuyan significativamente, por ello, la compañía advierte una reducción en sus inversiones programadas para este año, las cuales estaban previstas por más de 6,739 millones de pesos.

Raúl Revuelta, director general del operador de terminales aéreas, reconoció en su última conferencia telefónica con analistas bursátiles que es poco probable que las operaciones de tráfico se normalicen antes del tercer trimestre del 2020 porque factores como la caída en el Producto Interno Bruto (PIB), cuyo pronóstico para este 2020 es de menos 6.6% para México y de menos 5.9% para Estados Unidos, su principal destino internacional, podrían retrasar recuperación del tránsito aéreo.

Igualmente, el fuerte desempleo será una de las variables más perjudiciales que afectarán la recuperación a mediano y largo plazos de este hecho, previó el directivo.

Sin embargo, destacó que GAP en estos momentos cuida de liquidez, manteniendo un saldo de efectivo y equivalentes de 12,211.8 millones de pesos al 23 de abril de 2020.

Por su parte, la deuda de la emisora de la Bolsa mexicana ascendió a 18,334 millones de pesos hasta el cierre de marzo pasado.

Pide prestado

Para cubrir sus necesidades corporativas, en abril dispuso de una línea de crédito con el banco Scotiabank por 1,000 millones de pesos, a un plazo de 15 meses y pago de capital al vencimiento, con una tasa de interés variable de TIIE a 28 días más 100 puntos base y comisión por estructuración de 40 puntos base.

Aunado a ello, GAP tiene líneas de crédito preaprobadas por 2,500 millones de pesos del cual podría echar mano en caso de ser necesario.

“Actualmente estamos analizando las mejores opciones para financiar aún más a la compañía si fuera el caso porque la quema mensual de efectivo es de alrededor de 500 millones de pesos, sin considerar los gastos de capital”, reveló Raúl Revuelta.

Con la emisión prevista para el siguiente mes, GAP estaría de vuelta al mercado de deuda corporativa local, pues el 13 de febrero del 2020 emitió deuda bursátil a largo plazo por 3,000 millones de pesos, a una tasa de interés variable de TIIE a 28 días más 17 puntos base, con vencimiento el 6 de febrero de 2025. Los recursos provenientes de esta emisión fueron al pago de deuda y de inversiones de capital en México.

La emisora informó que sus vencimientos de deuda para el próximo año suman 6,991 millones de pesos. Una parte corresponde al préstamo solicitado a con Scotiabank y a BBVA, recursos que usó para pagar parte de la adquisición del aeropuerto de Montego Bay, en Jamaica, en el 2015.

El director general de GAP dijo que han estado en conversaciones con dichos bancos para refinanciar los dos préstamos, sin que su cumplimiento de pago represente algún problema.

En otro tema, debido a la crisis sanitaria el operador de aeropuertos ha puesto en marcha medidas de apoyo, como otorgar descuentos en algunos servicios aeroportuarios y no aeroportuarios a las aerolíneas y clientes comerciales.

También cederá algunos diferimientos de pago que les ayude a mantener su liquidez y reiniciar lo más rápido posible la actividad económica en su red de aeropuertos, una vez que las restricciones de movilidad se eliminen.

GAP opera 12 aeropuertos de la región pacífico de México, incluyendo las principales ciudades como Guadalajara y Tijuana, cuatro destinos turísticos en Puerto Vallarta, Los Cabos, La Paz y Manzanillo además de otras seis ciudades medianas como Hermosillo, Bajío, Morelia, Aguascalientes, Mexicali y Los Mochis. Además, opera el Aeropuerto Sangster Internacional en Montego Bay y el Aeropuerto de Kingston en Jamaica.

En el primer trimestre del año, se movilizaron 11.7 millones de pasajeros en los 14 aeropuertos que opera el grupo aeroportuario. Esta cantidad representa una disminución total de menos 1.4% año tras año.

[email protected]