Los futuros del maíz en Estados Unidos tocaron un máximo de tres meses el jueves por una mejor demanda para exportaciones, mientras que los del trigo cotizaron cerca del máximo de un año y medio al que llegaron en la sesión anterior.

La soya bajó a un mínimo de un mes porque los operadores aún esperaban señales de compras chinas de cultivos estadounidenses tras el acuerdo comercial inicial de la semana pasada entre Washington y Pekín.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos no ha confirmado ventas agrícolas a China desde que ambos países firmaron el acuerdo, en el que Pekín se comprometió a aumentar las importaciones de productos agrícolas estadounidenses.

La agencia informó que exportadores privados vendieron 141,000 toneladas de maíz estadounidense a destinos desconocidos para entrega en el 2019/20 y otras 143,948 toneladas a Guatemala.

El contrato más negociado del maíz cerró con un alza de 1.2%, a 3,9375 dólares por bushel en Chicago, y alcanzó su precio más alto desde el 18 de octubre.

El trigo subió 0.3%, a 5.8050 dólares por bushel en Chicago; el miércoles el contrato había marcado su precio más alto desde el 2 de agosto del 2018, de 5.9250 dólares.

La soya cayó 0.6%, a 9.0950 dólares, su precio más bajo desde el 13 de diciembre.

Los inversionistas se mostraron además preocupados por el brote de un coronavirus en China.