La administración de Fibra Uno mostró su confianza en una apreciación del valor de las propiedades en México, liderada por el potencial de alza de las rentas y por las numerosas oportunidades de desarrollo y adquisición que planea ejecutar sin necesidad de llevar a cabo una oferta secundaria adicional, indicó un análisis de Accival.

Durante su reunión anual con inversionistas en Nueva York, Fibra Uno espera que la utilidad operativa neta (NOI) aumente a un CAC a siete años de 10% en un escenario base conservador, con un crecimiento del flujo de operación (FFO) por CBFI (certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios) equivalente a la inflación más 5 por ciento.

A un plazo más corto, las metas de la administración de NOI y FFO para el 2018 de 13,100 millones de pesos y 2.51 pesos por CBFI, respectivamente, son ligeramente inferiores a las estimaciones de Accival, de 13,700 millones de pesos y de 2.94 pesos por CBFI.

El fideicomiso de inversión en bienes raíces proyectó adquisiciones a corto plazo (de aquí al primer trimestre del 2016) y largo plazo (del segundo al cuarto trimestre del 2016) de 9,300 y 10,400 millones de pesos, respectivamente, lo cual aumenta el NOI en 1,700 millones de pesos.

Fibra Uno estimó que el número de acciones aumentará a 3,494 millones para el 2018, contra las 3,141 millones actualmente, con un alto porcentaje correspondiente a compañías relacionadas.

Accival reiteró su recomendación de Neutral , a pesar de las optimistas perspectivas de crecimiento, pues la ejecución continúa siendo un riesgo para sus estimados, los cuales ya incorporan la mayoría de las iniciativas de crecimiento mencionadas.

[email protected]