Pese al bajo crecimiento económico en México Fibra Uno (Funo), el fideicomiso de inversión en bienes raíces con más de 8.7 millones de metros cuadrados de área bruta rentable de espacio comercial, industrial y de oficinas, no advierte un cambio de tendencia en el arrendamiento de sus inmuebles, pues tanto la demanda como la ocupación se mantienen y los precios en rentas se ubican por encima de la inflación.

“Al día de hoy, no percibimos en la compañía un cambio de tendencia en el negocio. Seguimos rentando espacios nuevos a inquilinos nuevos; seguimos rentando espacios que están por encima de la inflación”, aseguró en conferencia Jorge Pigeon, vicepresidente de Relación con Inversionistas y Mercados de Capital de Funo.

En el mismo marco, el director general adjunto de Funo, Gonzalo Robina, explicó que, si bien están alerta a la desaceleración económica del país y a los temas de inseguridad, están preparados para tomar las oportunidades que se presenten.

El directivo adelantó que en un análisis que darán a conocer en el Día de Inversionista de Funo, a llevarse a cabo en noviembre en Nueva York, que encontraron que las ventas de entre 95 y 97% de una muestra de entre 45 y 50 inquilinos resultaron por arriba de la inflación.

“Eso nos da tranquilidad de que son inquilinos que nos va a pagar rentas con sus crecimientos por arriba de la inflación”, detalló.

Funo cuenta con 560 propiedades, entre centros comerciales, oficinas, parques y naves industriales, como el complejo comercial Samara, en Ciudad de México, y el de usos mixtos Midtown Jalisco.

Refuerzan seguridad

Gonzalo Robina explicó que ante los altos niveles de inseguridad han reforzado la seguridad en sus inmuebles y aumentado el gasto en temas de tecnología y personal, sobre todo en sus centros comerciales, que son los más vulnerables. “Estamos alerta al tema. No estamos exentos de que nos pueda  suceder algo, pero tomando todas las medidas necesarias para cubrirnos”, aseguró.

Funo reportó el viernes un crecimiento anual de 9.4% en ingresos totales, y de 9.7%, en 4,755.9 millones de pesos por la renovación de contratos, así como por la integración de propiedades en desarrollo que empiezan a generar rentas. En tanto, el Ingreso Operativo Neto (NOI) aumentó 9.7% a 3,774.6 millones de pesos.

Pese al entorno complicado, la emisora creció 10.3% el NOI por Certificado Bursátil Fiduciario Inmobiliario, que es el indicador de la rentabilidad del negocio, destacó Funo en su reporte trimestral.

En otro tema, Gonzalo Robina aseguró que no ven algún impacto por la actual situación financiera de WeWork, una firma de oficinas compartidas que es uno de sus inquilinos, pues apenas representa menos de 1.5% de sus ingresos por rentas.

judith.santiago@eleconomista.mx