Dentro de los planes de expansión de Fibra Uno este año, está la posibilidad de adquirir parques industriales y para eso buscará capital entre los inversionistas en la Bolsa Mexicana de Valores.

El más grande fideicomiso del país acudirá al mercado bursátil a emitir certificados por hasta 5,000 millones de pesos.

Gonzalo Robina, director general de Funo adelantó que buscarán oportunidades en el sector industrial.

Sabemos que no hay mucho que escoger, que es un rubro donde existe más competencia por los portafolios de gran tamaño y calidad, no es fácil, pero estamos trabajando en eso , comentó a finales del año pasado el directivo.

Después de reconocer que con la normalización de la política monetaria de Estados Unidos se incrementó el costo del capital, comentó que los rubros industriales son más caros y se debe tener mucho cuidado al precio que se adquieren y mantener un buen retorno a los accionistas.

Funo invierte en centros comerciales, oficinas que están en la Ciudad de México, el resto está en Monterrey y Guadalajara. Mientras que en el tema industrial existe gran potencial, por ejemplo en el Estado de México y los grandes centros de logística del país.

Cuestionado sobre su interés en zonas económicas especiales, el directivo comentó que en polos industriales, donde se ubique la industria metalmecánica Funo está dispuesto a construir naves y rentarlas, pero en lugares ya reconocidos, ya que de manera especulativa, el fideicomiso no participará.

Robina, también presidente de la Asociación Mexicanas de Fibras Inmobiliarias destacó que se trabaja con la Comisión del Sistema de Ahorro para el Retiro para que se modifique el régimen de inversión de las afores.

Agregó que ahora los fibras están en un cajón de instrumentos estructurados y se busca que se tomen como acciones, lo que permitirá que pudiera llegar hasta cuatro veces más capital de las afore a los fideicomisos.

Plan a siete años

Con el propósito de financiar su plan de crecimiento hacía los próximos siete años, Funo mantiene un programa abierto de emisión de deuda en la BMV, explicó Jorge Pigeon, vicepresidente de Relación con Inversionistas y Mercado de Capitales.

El pasado 30 de noviembre anunciaron la emisión de bonos quirografarios por 300 millones de dólares en el mercado estadounidense, a un plazo de 10 años y con vencimiento el 30 de enero de 2026 a tasa fija de 5.25 por ciento. El financiamiento que tenemos nos alcanza para seguir creciendo el portafolio , aseguró.

Los 300 millones de dólares serán para comprar nuevos activos y ejecutar plan de negocios; desarrollar e invertir en construcción de naves industriales, así como para adquirir algunas propiedades que mantienen en negociaciones, aunque no reveló detalles al respecto.

Por otra parte, el directivo de Funo explicó que Funo tiene una estructura óptima de capital, una mezcla entre deuda y capital, la cual consiste en 35% de deuda y 65% de capital. Precisó: Ni financio 100% las cosas con deuda, ni 100% con capital .

Agregó que al tercer trimestre del 2015, el primer fideicomiso de inversión en México mantenía un nivel apalancamiento de 30%, muy cerca de llegar al punto óptimo.

Pigeon dijo que actualmente el 80% de la deuda de Funo se mantiene a tasa fija de largo plazo, por lo que el alza de tasas de interés no encarece el pasivo sobre lo ya financiado.

En contraparte, un nuevo adeudo podría resultar un poco más cara con en alza en las tasas de referencia, en niveles de 50 puntos base.

El entrevistado consideró que el 2015 fue un año récord para el fideicomiso , el mejor para la compañía desde que se hicieron públicos, pues los resultados así lo muestran.

Fibra Uno va por $5,000 millones

A pesar del nerviosismo que abunda en el mercado bursátil mundial, Fibra Uno (Funo), el fideicomiso dedicado a adquirir, desarrollar y operar propiedades industriales, comerciales y de oficinas, emitirá deuda en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

El fideicomiso lanzará una oferta por hasta 5,000 millones de pesos, en conjunto con el monto de emisión correspondiente a la primera reapertura de la cuarta emisión FUNO 15, según indica el suplemento preliminar quinta emisión.

Se colocan 2,500 millones de pesos, los cuales corresponden a la reapertura de la emisión FUNO 15 y 2,500 millones de pesos para la emisión FUNO 15-2 , precisa el documento.

Según apunta el suplemento, la colocación con clave de cotización FUNO 15 y FUNO 15-2 se realizará el próximo 27 de enero; contará con una vigencia de tres años, con vencimiento el 23 de enero del 2019.

Ésta corresponde a la quinta emisión del Programa de Certificados Bursátiles Fiduciarios con carácter revolvente por 25,000 millones de pesos, con una vigencia de cinco años.

La oferta recibió la calificación HR AAA , por parte de la agencia calificadora HR Ratings de México, la cual considera la emisión con la más alta calidad crediticia, con gran seguridad para el pago oportuno de obligaciones y mínimo riesgo crediticio.

Por su parte, Fitch México le otorgó la calificación AAA(mex) , la máxima nota asignada para los emisores con el más bajo riesgo de incumplimiento.

Funo señala que el objetivo de la oferta es aumentar su flexibilidad operativa, a fin de tener los recursos disponibles para prepagar la deuda bancaria garantizada, evitando elevados costos de prepago y contar con recursos para futuras adquisiciones.

Al 30 de diciembre del 2015, la deuda del fideicomiso ascendía a 47,748.5 millones de pesos. De ésta, 51% estaba en dólares y 49% en pesos.

[email protected]