Queridos amigos: tras varias semanas de presenciar los granos que cotizan en Chicago operar en territorio negativo, la semana pasada se destaparon para cerrar con fuertes ganancias como consecuencia de un cúmulo de rumores que permitieron que los especuladores hicieran una vez más de las suyas.

Los futuros a mayo para maíz cerraron en 257.07 dólares por tonelada, lo que representó un avance semanal de 6.61%, mientras que el trigo y la soya al mismo plazo tuvieron ganancias de 4.30 y 3.46%, respectivamente.

La chispa que originó la explosión se gestó el viernes antepasado, cuando el rumor de que el gobierno brasileño habría cerrado sus fronteras a las exportaciones de soya recorrió el piso de remates de Chicago, lo que sumado a la nacionalización de la petrolera YPF en Argentina generó automáticamente que los alcistas asumieran que los países consumidores de soya se verían obligados a salir a comprar a EU, lo que arrastró a los precios del maíz y el trigo.

Sin embargo, para el lunes el Secretario de Agricultura Brasileño ya había salido a desmentir el rumor y aparentemente los mercados entraron en razón haciendo que los fondos de pensiones de Nueva York retiraran sus apuestas alcistas y los granos cerraran en terreno negativo.

Adicionalmente, el reporte sobre avances de siembra fue bastante bueno para los granos, particularmente en maíz. Para que se den una idea, al lunes pasado se lleva ya un avance de siembra de 28% contra 17% reportado la semana anterior y muy por encima de 15% en promedio, que normalmente se lleva sembrado a esta fecha.

A pesar de lo anterior, los especuladores quisieron hacer de esto una noticia alcista, ya que el mercado esperaba que el avance de siembra se ubicara en niveles cercanos a 40%, pero la verdad sea dicha, el avance que se lleva es impresionante, ya que el maíz ha emergido en 9.0 contra 2.0%, que en promedio se lleva a esta fecha en un año normal.

A lo anterior, se sumaron rumores de heladas provenientes de Canadá, clima seco para Europa en la zona de producción triguera y lluvias para la franja maicera que anticiparon generarían retrasos en los avances de siembra del maíz.

Para poner la cereza del pastel, se habló de una fuerte demanda proveniente de China y se coló un rumor de que en California una vaca había muerto por la enfermedad de las vacas locas, que al final del día probó ser cierto, pero que era un caso aislado.

Lo que es un hecho es que el ciclo que ahora se está sembrando va con condiciones inmejorables, lo que significa que de no haber un riesgo climatológico real, vamos a tener una cosecha de maíz impresionante para septiembre, que según datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos podría generar, para el caso del maíz, que los inventarios finales para este ciclo 2012-2013 pudieran más que duplicarse a niveles por encima de las 40 millones de toneladas.

Habrá que estar pendientes de muchos factores en los días por venir, pero como yo lo veo, el alza en los precios de los granos simplemente abrió la oportunidad para que nuestros productores del ciclo otoño-invierno que aún no han tomado coberturas de precios, las tomen, me refiero a Sinaloa y Tamaulipas; mientras que los del ciclo primavera-verano pueden ir empezando a amarrar buenos precios que, por cierto, podrían no durar mucho. La tendencia sigue siendo a la baja.

Alfonso García Araneda es director general de Gamaa Derivados. [email protected]

¿Tú ya te cubriste? .

Estaré de vuelta en tres semanas por el seminario que organiza Gamaa: Certidumbre financiera ante la crisis global , en Cancún. Quedan pocos lugares: ?www.gamaa.com.mx ¡Los esperamos!