Las acciones de Netflix (NFLX) subieron más de un 16% el pasado jueves tras el reporte de ganancias de la empresa, el que superó con creces las expectativas del mercado. Si bien se trata de una apuesta de riesgo y con alta volatilidad, la compañía presenta un potencial de crecimiento extraordinario a largo plazo.

Netflix se ha posicionado a lo largo de los últimos años como el líder indiscutido en el negocio de streaming online de video. La empresa ha tenido tanto aciertos como errores en su estrategia de negocios a lo largo de los años, sin embargo, hoy en día lleva claramente la delantera frente a sus competidores.

Netflix ha construido una biblioteca atractiva en términos de contenidos exclusivos y producciones originales. Esto es un factor diferencial que le ha generado considerables tasas de crecimiento gracias el éxito de series como Breaking Bad, House of Cards y Orange is the New Black, entre muchas otras.

En la medida en que Netflix pueda seguir atrayendo nuevos suscriptores en base a contenidos atractivos, la compañía se encuentra bien posicionada para seguir liderando la industria de video online, con todo lo que esto significa en términos de oportunidades de crecimiento a mediano y largo plazo.

Los márgenes de rentabilidad son difíciles de pronosticar dado que los costos del contenido suelen ser bastante elevados y volátiles. Por lo tanto, Netflix es una compañía que genera posiciones encontradas entre los analistas de mercado, existen tanto opiniones de las más optimistas como pesimistas sobre el futuro de la empresa.

Los precios de la acción suelen reflejar con su volatilidad poco habitual. Esta polarización de opiniones significa que Netflix es claramente una inversión con un perfil de riesgo muy superior a la media.

Sin embargo, en la pulseada entre los alcistas y bajistas, los alcistas están ganando terreno en los últimos trimestres, y los datos que reportó la empresa la semana pasada representaron una clara victoria para este grupo.

Tanto las ventas como las ganancias de la compañía estuvieron por encima de los estimado en Wall Street. Tal vez más importante incluso, las tasas de crecimiento en la base de suscriptores fueron bastante superiores a los propios pronósticos de la empresa, y los márgenes de rentabilidad mostraron una tendencia en aumento.

Netflix reportó ventas por 1,180 millones de dólares en el último trimestre del 2013, un aumento de 24% sobre los niveles del año anterior, y superando las expectativas de los analistas en la zona de 1,170 millones.

Las ganancias por acción sorprendieron con comodidad a los analistas de Wall Street con un resultado neto de 0.79 dólares por acción frente a un estimado promedio 0.65 dólares por unidad. El dato muestra además un considerable crecimiento frente al cuarto trimestre del 2012, cuando las ganancias por acción fueron de 0.13 dólares.

El crecimiento en la base de suscriptores también estuvo por encima de las expectativas, tanto en los Estados Unidos como en mercados internacionales. Netflix incorporó 2.3 millones de suscriptores en los Estados Unidos, contra un estimado de la propia empresa de 2 millones para el trimestre. En mercados internacionales, la compañía ganó 1.7 millones de suscriptores frente a un pronóstico de 1.3 millones para el período en cuestión.

Los márgenes de rentabilidad se muestran en aumento, la contribución por cliente en los Estados Unidos aumentaron en 420 puntos básicos hasta la zona de 23.4 por ciento. Incluso en mercados internacionales, donde Netflix está invirtiendo fuertemente para capitalizar sus oportunidades de crecimiento, las pérdidas se redujeron a 25.9% frente a 103.2% en el mismo trimestre del 2012.

Técnicamente, los CFDs de Netflix realizaron un pronunciado gap alcista que los posicionó en zonas de sus máximos históricos, intentando romper la resistencia de 388 dólares por unidad. Un quiebre ascendente por encima de esos niveles representaría una señal contundente sobre la vigencia de la tendencia alcista a mediano plazo.

En cuanto a posibles soportes, el nivel de 377.5 es una zona relevante a corto plazo, ya que representa los mínimos posteriores al gap. Por debajo de ese nivel, la zona anterior al gap debería ser un soporte de importancia a mediano plazo en el rango comprendido entre 320 y 333 dólares por unidad. El nivel de 285, que actuó como soporte en Octubre del 2013, podría ser un tercer soporte de mediano plazo.

Las acciones de Netflix cotizan a un ratio precio/ganancias de 55 veces las ganancias estimadas en promedio para el año 2015, una valuación claramente demandante que refleja las agresivas expectativas de crecimiento que existen sobre la compañía.

Tenemos un valor estimado de 475 dólares por unidad y recomendamos la colocación de stop loss por debajo de 320 dólares por acción.

[email protected]