Los títulos de Fibra Uno (Funo) mostraron fortaleza en el primer mes del 2018, al acumular un rendimiento de 20.14%, compensando así la caída registrada en todo el 2018.

En enero, el precio de los certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) del fideicomiso inmobiliario pasó de 21.84 a 26.24 pesos por unidad. Con esta apreciación, se observa una recuperación en la cotización de los papeles de Funo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) respecto a la caída de 28.76% registrada en todo el año pasado.

“El ambiente político en México y la falta de confianza de los inversionistas en el modelo de negocios de Funo han sido las razones principales de su bajo desempeño, a pesar de que las métricas operacionales están en buena forma”, explicó Pablo Monsivais, analista de Barclays.

No obstante, el primer día de febrero los papeles de Funo cerraron con un retroceso de 0.68%, a 26.06 pesos por cada papel.

Auguran buen año

Aun con ello, el consenso de analistas prevén que los CBFI del fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra) escalarán hasta 30.71 pesos al cierre de este 2019, lo que significaría todavía una apreciación de 15.14%, considerando el cierre de este viernes 1 de febrero.

“Los CBFI de Funo continúan cotizando con un descuento significativo de 0.63 veces en términos de NAV —valor neto de un activo— y todavía no veo ningún catalizador a corto plazo para cerrar esa brecha”, consideró el analista de Barclays.

No obstante, el especialista destacó como una fortaleza los proyectos que terminará en este y los próximos dos años, como Midtown Jalisco y otros siete más con los que agregará 643,762 metros cuadrados de espacio rentable a su portafolio.

Estas nuevas propiedades podrían significar, además, un alza en las futuras distribuciones que reparta entre los tenedores de papeles.

Pablo Monsivais recordó que en el 2018 Funo vendió propiedades que le ayudaron a aumentar las distribuciones, y aunque esta estrategia podría continuar en el 2019, es un evento no recurrente con un tamaño y valor impredecibles. Además, “si las operaciones de este año no compensan el impacto de las ventas de activos, las distribuciones podrían sufrir, advirtió.

El próximo viernes 8 de febrero, Funo pagará una distribución a sus inversionistas de 0.5755 pesos por título, que se traduce en 9.15% de rendimiento por dividendo.

Fibra Uno fue el primer fideicomiso inmobiliario que se listó en la BMV y se mantiene como el más grande en término de propiedades, con un portafolio de 535 inmuebles que suman más de 8.4 millones de metros cuadrados de espacio rentable. El nivel de ocupación de los centros comerciales, oficinas y naves industriales, entre otros inmuebles, alcanza 95.4 por ciento.

judith.santiago@eleconomista.mx