Las acciones del fabricante de vehículos eléctricos Tesla, cayeron 10.34% este miércoles en el NASDAQ, a 380.36 dólares, después de celebrar un día antes su evento anual “Battery Day” en el que el fundador Elon Musk dijo que los clientes tendrían que esperar algunos años para obtener autos más baratos.

Business Insider publicó que durante el evento llevado a cabo el martes, Musk anunció planes para construir un automóvil eléctrico barato a 25,000 dólares que usará baterías significativamente más baratas.

Musk dijo: “En tres años  podemos fabricar un automóvil de 25,000 dólares que estará básicamente a la par o  tal vez un poco mejor, que un automóvil de gasolina”.

Musk advirtió en un tweet el lunes que los desarrollos anunciados durante el evento no alcanzarán una producción de alto volumen hasta 2022, dejando a los inversionistas con muchas más dudas que respuestas.

La compañía anunció una edición de 140,000 dólares del Model S con pedidos anticipados.

Como muchos otras armadoras, Tesla obtiene sus baterías de otros grandes productores para poder enfocarse en su objetivo clave de fabricar autos eléctricos.

El CEO de Tesla dijo que planea construir alrededor de 20 millones de vehículos, pero no proporcionó un cronograma específico. A modo de comparación, Volkswagen, el mayor productor mundial, fabricó 11 millones de automóviles en todo 2019.

termometro.economico@eleconomista.mx