La volatilidad en los mercados internacionales empezó a ser un freno para algunas empresas que tienen interés por listarse en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

José Oriol Bosch, director general de la BMV, reconoció que el complejo entorno internacional obligó a varias compañías a retrasar sus planes de salir al mercado; una de ellas es la viviendera Vinte; una emisión de IEnova; otra de Sigma Alimentos, filial de Grupo Alfa, y cerca de 10 certificados de capital de desarrollo (CKD).

Indudablemente hay liquidez, pero en tiempos de inestabilidad las colocaciones tienden a frenarse , comentó.

De acuerdo con su prospecto de colocación, la constructora Vinte debutaría en la BMV en la segunda semana de febrero, mediante una oferta pública por entre 1,650 y 1,700 millones de pesos, que equivalen a 25% de su capital.

Directivos de Vinte dijeron que por el momento, perciben interés de inversionistas institucionales, principalmente afores y fondos de capital, por comprar sus papeles.

José Oriol Bosch insistió en que, una vez que disminuya la volatilidad, hay la certeza de que los mercados regresarán. Siempre vemos la parte negativa, pero al final las bolsas se recuperan y se corrigen .

Luego de participar en el seminario 2016: Super Crisis u Oportunidad, que organizó la carrera de Administración y Finanzas de Universidad Panamericana, el directivo consideró que lo mismo ocurrirá con el tipo de cambio.

Recordó que a pesar de que hay volatilidad, en el 2015 se registró un crecimiento en los volúmenes de operatividad y colocaciones respecto del 2014.

El director de la BMV recalcó que las crisis también representan oportunidades, por lo que confió en que México será de las naciones más beneficiadas, una vez que pase la turbulencia global.

Círculo vicioso

Por su parte, Ary Naïm, country manager en México de la Corporación Financiera Internacional, entidad que depende del Banco Mundial, reconoció que la economía global enfrenta un círculo vicioso.

En este momento, dijo, la desaceleración en el crecimiento económico de los mercados emergentes afecta las perspectivas de las naciones desarrolladas.

En la actualidad, los países emergentes representan entre 40 y 60% del Producto Interno Bruto (PIB) del mundo.

Admitió que el 2015 fue un año pésimo para algunas clases de activos, en particular para los commodities, situación que ya se prolongó durante el primer mes del 2016 .

El directivo comentó que la corporación internacional tiene una cartera de inversión en México por 2,000 millones de dólares, principalmente en el sector salud. También tiene un proyecto para el ramo petroquímico, que involucrará recursos por 150 millones de dólares.

[email protected]