La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson reportó el martes ingresos trimestrales menores a lo esperado y bajó su previsión de ganancias para el 2012 por un tipo de cambio adverso, aunque sus utilidades trimestrales superaron las estimaciones de Wall Street.

La firma ganó 1,410 millones de dólares, o 0.50 dólares por acción, en el segundo trimestre, frente a los 2,780 millones de dólares, o 1.00 dólar por acción, del mismo periodo del año pasado, cuando asumió un cargo grande por la reestructuración de su unidad de productos para el corazón.

Las ventas trimestrales totalizaron 16,480 millones de dólares, con lo que incumplieron con las previsiones de 16,690 millones de dólares.

Excluyendo cargos extraordinarios, J&J ganó 1.3 dólares por acción. Los analistas esperaban, en promedio, una utilidad de 1.29 dólares por papel, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Citando un debilitamiento del dólar, J&J aumentó en abril su pronóstico de utilidades a entre 5.07 y 5.17 dólares por papel. Pero el martes recortó su pronóstico a entre 5 y 5.07 dólares por acción, alegando un cambio de dirección del dólar.

"El dólar ahora está ganando fuerza respecto de otras monedas", dijo el portavoz de la empresa Al Wasilewski.

Un dólar fuerte reduce el valor de las ventas en mercados extranjeros y está perjudicando especialmente a empresas cuyo gran porcentaje de ventas procede de fuera de Estados Unidos, como es el caso de J&J.

De cara a lo que probablemente será un año de ganancias estables, el nuevo presidente ejecutivo de la compañía diversificada de cuidado de la salud, Alex Gorsky, dijo que uno de sus principales objetivos será continuar la recuperación en el negocio de los medicamentos con receta.

Además buscará reposicionar a J&J en el segmento de medicinas de venta libre donde la empresa se vio afectada por varios retiros de productos en los últimos tres años debido a fallas en los controles de calidad, que incluyeron a productos como los analgésicos Tylenol y Motrin.

"Estamos firmemente enfocados en las mejorías del negocio de productos de venta libre", dijo en una teleconferencia de dos horas con analistas de la industria, en referencia a los esfuerzos por remodelar la fábrica en Pensilvania, en donde se originaros varios productos con problemas.

Gorsky sugirió que estaría abierto a evaluar algunas de las operaciones de menor crecimiento de J&J o algunas que ya no calzan con la estrategia general de negocios de la compañía.

"Seremos más selectivos en qué áreas estar o no estar", dijo durante la teleconferencia. "Tenemos que ser más decisivos en avanzar", añadió.

En el último trimestre, J&J asumió cargos por 2,200 millones de dólares relacionados con una depreciación de activos de su unidad de vacunas Crucell, costos legales relacionados con una investigación por el mercadeo de su medicamento contra la esquizofrenia Risperdal y costos de su reciente adquisición del fabricante suizo de dispositivos médicos Synthes.

En el segundo trimestre del 2011, la compañía asumió un costo grande para reestructurar su unidad de dispositivos coronarios Cordis.

Las acciones de J&J subían 0.64%a 68.89 dólares a las 1800 GMT.

apr