Ford motor Company se aprovechará de los beneficios que le da México, específicamente en el mercado de valores, y, a través de su sucursal Ford Credit, buscará obtener hasta 1,000 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por medio de la emisión de certificados bursátiles de corto plazo.

Los 1,000 millones de pesos que la automotriz busca levantar son parte de un monto total autorizado con carácter revolvente por 20,000 millones de pesos.

El programa fue autorizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en septiembre del 2016.

La fecha de emisión así como de registro y liquidación en la BMV de los certificados bursátiles es el 2 de febrero, con un plazo de emisión de 28 días y fecha de vencimiento al 2 de marzo del 2017. Tiene una tasa de interés fija y su denominación es en pesos.

Moody’s México tiene una calificación de ‘MX-1’ para la deuda de la automotriz; mientras que Fitch México la tiene en una escala denominada ‘F1+(mex)’.

Ambas calificadoras de riesgo refieren que Ford tiene una alta calidad crediticia que indica la más sólida capacidad de cumplimiento oportuno de los compromisos financieros respecto de otras empresas domésticas.

Los certificados bursátiles de corto plazo son un título de crédito que se emite en serie o en masa, destinado a circular en el mercado de valores, clasificado como un instrumento de deuda que se coloca a descuento o a rendimiento y al amparo de un programa, cuyas emisiones pueden ser en pesos, unidades de inversión o indizadas al tipo de cambio.

[email protected]