Ford Motor Co reportó este miércoles 24 de julio una ganancia menor a la esperada por los cargos para reestructurar sus unidades en Europa y América del Sur, y el fabricante de autos ofreció un pronóstico de ganancias que no cumplió con las expectativas de los analistas.

Las acciones de Ford caían un 7% en las operaciones posteriores al cierre de la jornada.

Prácticamente todas las ganancias antes de impuestos del segundo trimestre de Ford provinieron de América del Norte, su mercado más lucrativo, donde las camionetas altamente rentables generan márgenes para el fabricante de automóviles que tiene su sede en Dearborn.

Ford también tuvo una pequeña ganancia en Europa y una pérdida mucho menor en China, en comparación con el segundo trimestre de 2018, ya que los mejores precios y los nuevos modelos de lujo ayudaron a compensar un desempeño deficiente en ese mercado.

La reestructuración en curso de Ford incluye la reducción de costos y la revisión de su línea de productos en mercados globales clave como China y Europa.

El mes pasado, Ford dijo que recortaría 12,000 empleos, cerraría cinco plantas y reduciría los turnos en otras fábricas en Europa en un esfuerzo porque la región vuelva a ser rentable.

 

Ford no había ofrecido antes un pronóstico de ganancias para 2019. La compañía dijo el miércoles que ahora espera ganancias para todo el año entre 1.20 y 1.35 dólares por acción. Analistas habían estimado que el fabricante de automóviles ganaría 1.39 por acción, según datos de IBES de Refinitiv.

El segundo fabricante de automóviles de Estados Unidos ganó en el segundo trimestre 148 millones de dólares, o cuatro centavos por acción, una fuerte baja frente a los 1,100 millones de dólares, o 27 centavos por acción, de un año antes.

Los ingresos se mantuvieron estables en 38,900 millones de dólares, por encima de los 35,070 millones que esperaban los analistas.