Al cierre de marzo del 2019, los activos administrados por fondos de inversión fueron de 2 billones 349,903 millones de pesos, lo que representó un incremento de 0.93% respecto a febrero, su tercer mes consecutivo de recuperación, luego de reportar minusvalías en los últimos cuatro meses del año.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB), ese porcentaje significó un incremento de 21,627 millones de pesos en comparación con los recursos administrados en febrero pasado, de 2 billones 328,276 millones de pesos.

En su comparación anual, los activos en fondos de inversión mostraron un incremento de 2% respecto a marzo del año pasado, equivalente a 46,068 millones de pesos más en comparación de marzo del 2018.

Del total de recursos en los fondos de inversión al cierre de marzo, 73.40% fue de fondos que invierten en instrumentos de deuda, mientras que 26.60% fue de renta variable.

Por tipo de inversión, los fondos de deuda se ubicaron en 1 billón 724,881 millones de pesos.

Ello implicó un crecimiento de 1.29% respecto a febrero del 2018, pero en su  comparación anual, los fondos enfocados a deuda lograron un incremento de 7.16% a tasa anual.

Cayó la renta variable

Los fondos que invierten en renta variable alcanzaron recursos por 625,022 millones de pesos, monto que representó una baja de 0.06% en relación con febrero pasado, mientras que de forma anual, el dinero en estos fondos muestra una disminución de 9.96 por ciento.

Al término de marzo del 2019, en el mercado, hubo 641 fondos de inversión, de los cuales 283 eran de instrumentos de deuda y 358 de renta variable.

El número de clientes fue de 2 millones 392,132, cifra mayor a los 2 millones 317,485 clientes en los fondos de inversión que se tuvieron en marzo del 2018, de acuerdo con las cifras de la AMIB.