Al cierre de abril de 2019, los activos administrados por fondos de inversión fueron dos billones 359,995 millones de pesos, lo que representó un crecimiento de 0.07% respecto al mismo mes del 2018.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB), ese porcentaje significó un incremento de 1,571 millones de pesos en comparación con los recursos administrados en abril de 2018, de dos billones 358,424 millones de pesos.

En su comparación mensual, los activos en fondos de inversión aumentaron 0.43% en relación con marzo de 2019, equivalente a 10,092 millones de pesos más, con lo que acumulan cuatro meses consecutivos de incrementos, tras las minusvalías de finales de 2018.

Del total de recursos en los fondos de inversión al cierre de abril pasado, el 73.56% correspondieron a fondos que invierten en instrumentos de deuda, mientras que 26.44%  fueron de renta variable.

Por tipo de inversión, los fondos de deuda se ubicaron en un billón 735,957 millones de pesos, lo que implicó un crecimiento de 0.64% respecto a marzo pasado, y de 5.95% a tasa anual.

Los fondos que invierten en renta variable reportaron recursos por 624,038 millones de pesos, monto que representó una baja de 0.16% en comparación con marzo de este año, mientras que de forma anual, el dinero en estos fondos bajó 13.3 por ciento.

Al término de abril de 2019, en el mercado hubo 642 fondos de inversión, de los cuales 284 eran de instrumentos de deuda y 358 de renta variable.

El número de clientes fue de dos millones 420,281 clientes en fondos de inversión, cifra mayor a los dos millones 320,693 clientes que se tuvieron en abril de 2018, de acuerdo con las cifras de la AMIB.