Los precios del oro subieron el miércoles más de 1%, ya que un informe que mostró un ritmo de contratación más débil de lo esperado de los empleadores privados en Estados Unidos avivó los temores económicos, un día después de que otro dató evidenció una floja actividad manufacturera en el país.

El oro al contado ganó 1.6% a 1,502.66 dólares por onza. Un día antes, el mínimo de sesión de 1,458.50 dólares fue el nivel más débil del metal en casi dos meses, pero los precios finalmente subieron cerca de 1 por ciento. Los futuros del oro en Estados Unidos avanzaron 1.3% a 1,507.90 dólares la onza.

“El oro está subiendo en este momento principalmente por los datos manufactureros del martes, el peor desde el 2009. Eso ha alimentado las expectativas sobre nuevos descensos de las tasas de interés en Estados Unidos y está impulsando al oro”, dijo Bob Haberkorn, estratega senior de Mercado en RJO Futures.

Los empleadores privados en Estados Unidos contrataron menos trabajadores de lo esperado en septiembre y el número de plazas abiertas el mes anterior fue revisado a la baja, lo que apunta a una ralentización del mercado laboral.

Un día antes, un reporte mostró que en septiembre la actividad manufacturera de Estados Unidos se redujo a mínimos de más de una década.

Los datos débiles acrecentaron las expectativas de otro recorte de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, lo que reduciría el costo de oportunidad de mantener lingotes, que no rinden intereses, y también debería afectar al retorno de la deuda estadounidense y al dólar, moneda en la que cotiza el oro.

En otros metales preciosos, la plata ganó 2.3%, a 17.62 dólares por onza  y el platino subió 1.5%, a 889.44 dólares la onza.

Cobre retrocede

Los precios del cobre cayeron levemente el miércoles por los datos que mostraron que la producción de manufacturas se contrajo en Estados Unidos y Europa, lo que sugiere que la demanda por metales de uso industrial seguirá siendo débil.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) perdió un marginal 0.1%, a 5,678 dólares la tonelada, cerca de su menor nivel en más de dos años de 5,518 dólares del 3 de septiembre.

El precio del metal empleado en electricidad y construcción ha bajado más de 20% desde junio del año pasado.