La agencia calificadora Fitch Ratings redujo dos peldaños la nota crediticia de Nokia, empresa finlandesa fabricante de teléfonos móviles, de BBB+ a BBB- .

Tras ejercer dicha acción, la categoría de los bonos de la empresa se encuentra cerca de ser considerada bono basura.

La calificadora además colocó la perspectiva de Nokia en terreno negativo, por la creciente caída y penetración en el mercado sistema operativo Symbian.

La compañía ha tomado en los últimos meses una serie de medidas para mejorar sus finanzas, entre las que despedirá a 4,000 trabajadores y externalizará otros 3,000 empleos dentro de un plan para recortar su gasto anual en 1,460 millones de dólares.

RSD