Cementos Mexicanos (Cemex) recibió un alza en su calificación global de largo plazo de 'BB-' a 'BB', del tercer al segundo escalón en grado especulativo, por parte de la agencia Fitch Ratings, a partir de su positivo desempeño financiero.

La compañía también recibió una mejora de perspectiva de 'estable' a 'positiva', pues la calificadora de riesgo crediticio espera que los buenos resultados continúen.

“Las calificaciones de Cemex reflejan su posición comercial diversificada en varios mercados, en particular México, Estados Unidos y ciertos países europeos; su integración vertical y economías de escala y su flujo libre de efectivo positivo", escribió Fitch Ratings en un reporte

El desempeño operativo de la cementera ha sido sólido los últimos 18 meses, de acuerdo con Fitch, lo que junto con la obtención de 500 millones de dólares por la venta de créditos de carbono le han permitido reducir su deuda neta en 1,500 millones de dólares.

Hacia adelante Cemex podría generar un flujo libre de efectivo anual de 500 millones de dólares, estima Fitch, principalmente por la sólida demanda del mercado estadounidense, donde la firma genera casi un tercio de su flujo operativo.

Cemex, señaló Fitch Ratings, también presenta una positiva ruta de reducción de apalancamiento neto, que podría cerrar 2021 en tres veces, desde 4.4 veces en 2020, y un flujo libre de efectivo beneficiado por la reducción de gastos de capital, menores dividendos y la mayor conversión de flujo de operación en efectivo.

termometro.economico@eleconomista.mx