La agencia calificadora Fitch Ratings otorgó una nota de AAA , con perspectiva estable, al grupo de certificados bursátiles fiduciarios que serán lanzados próximamente al mercado financiero mediante la clave TFOVIS 14U.

Esta será la primera de tres emisiones de deuda que realizará este año el Fondo de Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y que se prevé tendrá un valor de 6,300 millones de pesos.

Fitch considera como elemento favorable las facultades del Fovissste para realizar la cobranza de crédito, mediante la retención automática de nómina que se aplica a los empleados públicos.

También menciona las capacidades de la institución para proveer avances de pago en caso de que algunas dependencias en las que trabajan los acreditados se atrasen a la hora de reportar la cobranza.

Mediante estos mecanismos se mitigará razonablemente el riesgo crediticio derivado del incumplimiento de los acreditados o por el desfase en la operación de la cobranza, como podría ser la existencia de depósitos no identificados.

La cartera que formará parte de TFOVIS 14U está compuesta por 15,862 préstamos hipotecarios, los cuales son administrados por el Fovissste. Los acreditados son trabajadores en activo, quienes laboran en diferentes dependencias del gobierno federal.

Sin embargo, 20% de las hipotecas que serán bursatilizadas pertenece a tres organismos públicos, de entre los cuales destaca la Secretaría de Educación Pública, que aglutina 7.9% de la cartera.

Asimismo, los préstamos tienen una maduración de 38.3 meses y sus titulares cuentan con ingresos promedio equivalentes a 3.7 veces el salario mínimo.

El Fovissste realizará tres emisiones de bonos TFOVIS este año, por 17,000 millones de pesos, lo que implicará la bursatilización de 43,000 créditos hipotecarios.

Fitch aclaró que si bien la calificación de los TFOVIS 14U tienen una perspectiva estable, su opinión podría modificarse a la baja si hubiera un incumplimiento esperado de los acreditados, que se hiciera un uso persistente de la Garantía de Pago Oportuno provista por la Sociedad Hipotecaria Federal, o que se presentara una concentración excesiva de los préstamos en pocas dependencias de gobierno.

guadalupe.cadena@eleconomista.mx