Durante el 2012, siete fueron las empresas que hicieron colocaciones accionarias en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV); tres de ellas, por primera vez. Si bien el número no varió mucho respecto al año anterior, el monto que levantaron entre los inversionistas mexicanos se triplicó al sumar 90,864 millones de pesos.

Alpek, corporación Inmobiliaria Vesta y Crédito Real fueron las tres empresas que debutaron en el 2012 en el segmento de capitales de la BMV mediante ofertas públicas iniciales que sumaron 16,873 millones de pesos. El monto superó a los 9,931 millones de pesos de las dos colocaciones del 2011 de Banregio y Aeroméxico.

En tanto, cuatro emisoras que ya cotizaban en el mercado: Grupo Financiero Santander, Promotora y Operadora de Infraestructura, Mexichem y Alsea realizaron nuevas emisiones accionarias, primarias y secundarias, por un monto de 73,991 millones de pesos, poco más de siete veces el monto levantado en este tipo de colocaciones en el 2011.

Éste ha sido un buen año para el mercado mexicano pese a la volatilidad por la situación económica en China, Europa y Estados Unidos. Hay apetito de parte de flujos internacionales al país y también a las empresas que han colocado capitales , explicó Carlos González, director de análisis y estrategia bursátil de Monex.

La economía mexicana se ha logrado diferenciar de otras economías emergentes y del resto del mundo por políticas públicas sanas, un crecimiento (del PIB) cercano a 4%, inflación controlada y positivas perspectivas al estar más cerca que nunca de alcanzar las reformas estructurales, añadió González.

Las ofertas accionarias fueron en su mayoría globales, es decir, las empresas mexicanas no sólo buscaron a inversionistas locales, sino también en el exterior.

Del total de emisiones, sólo 30% se colocó en el mercado mexicano y el resto, en mercados extranjeros.

De acuerdo con González, esto no es sorpresa, sino una constante en las colocaciones de las empresas mexicanas, y es que el mercado sigue dependiendo en buena medida de los flujos externos.

Pese a que este año se realizó la mayor oferta accionaria en el mercado mexicano -la de Grupo Financiero Santander, por un monto de cerca de 53,000 millones de pesos-, aún son pocas las empresas que llegan al mercado a colocar capitales y recientemente ha habido algunos deslistes.

De acuerdo con Jaime Ascencio, analista de economía y mercados de Actinver, siguen llegando muy pocas empresas a cotizar a la BMV aun cuando hace algunos años hubo cambios regulatorios importantes para permitir la llegada de empresas medianas.

Y es que en el 2012 sólo se listó una empresa más que en el 2011, mientras que en el 2010 hubo 10 emisoras que debutaron en la BMV.

Pero este comportamiento también habría tenido que ver con la crisis financiera, la cual detuvo las inversiones, explicaron fuentes del mercado.

Pero hacia el 2013, González advirtió que el ritmo de empresas que busquen financiarse a través de la emisión de acciones en la Bolsa podría retomar fuerza. Se habla de 10 nuevas colocaciones; vamos poco a poco, se trata de un mercado creciente y con nichos importantes , dijo el especialista y destacó que la reforma energética impulsada por el nuevo gobierno podría ayudar a que empresas de dicho sector, así como del químico, busquen financiamiento en el mercado bursátil para participar en la industria.

DICEN ADIÓS

En tanto, del otro lado, empresas como Grupo Martí y Grupo Azucarero Mexicano anunciaron su desliste del mercado bursátil hace un par de semanas, aunque, a decir de González, se trataba de emisoras poco significativas para el mercado por su bajo nivel de bursatilidad.

De igual modo, los títulos de Telmex fueron cancelados del Registro Nacional de Valores luego de que América Móvil completara la adquisición de las acciones que no poseía de la telefónica mexicana a principios de diciembre.