Wall Street seguirá subiendo esta semana de la mano de los resultados sólo si las firmas líderes pueden mostrar que compensaron el flojo rendimiento de las economías desarrolladas con una expansión en los mercados emergentes.

Compañías como Microsoft, PepsiCo y Coca-Cola, poco queridas en Wall Street, podrían resultar ser buenas compras si muestran que pueden justificar los altos precios de sus acciones.

Si se ve a estas (Coke y Pepsi) y a ese tipo de firmas multinacionales de consumo reportar resultados buenos, creo que producirá la percepción de que los mercados bursátiles pueden superar muchos de esos problemas domésticos , dijo Nick Kalivas, analista de MF Global en Chicago.

Antes de la recesión, el sector de consumo y el financiero se beneficiaron de la enorme expansión del crédito.

El crecimiento ahora se concentra en las acciones industriales, de materias primas y de energía, que se benefician de la fuerte demanda en mercados emergentes, además de un sector tecnológico impulsado por la robusta demanda de las empresas.

El crecimiento promedio de las ganancias en esos sectores asciende a casi 33% en el primer trimestre con respecto al año pasado, según información de Thomson Reuters. La cifra es más que el doble del crecimiento estimado para el S&P 500 y supera la expansión de 5% prevista para el sector financiero.

CUANDO MENOS ES MÁS

El crecimiento es escaso y está elevando los precios en los sectores en los que se concentra. Durante la semana, los inversionistas salieron detrás de una serie de firmas tecnológicas relativamente caras como Apple y VMware.

Algunos precios se ven extremos: la compañía de computación en nube Saleforce.com está valorada en casi 300 veces sus ganancias actuales.

El retrasado ratio precio/ganancias en el sector de materias primas del S&P es más de 20 veces las ganancias actuales contra 16.3 para todo el mercado, según información de StarMine, de Thomson Reuters.

Para inversionistas como Whitney Tilson, gestor del fondo de cobertura T2 Partners en Nueva York, eso está creando oportunidades en las poco queridas acciones líderes, donde él está centrando su atención. Existen muchas compañías de primera categoría, de gran capitalización, que están operando a precios moderados. Cuando todos se están enamorando de los favoritos de alto crecimiento y de las materias primas es precisamente el momento en el que queremos jugar a la defensiva y tener compañías aburridas que, consideramos, tienen mucho potencial de crecimiento , agregó.

Microsoft es una de esas firmas menos favorecidas que presentará sus resultados esta semana. La compañía sufre por su reputación de crecimiento lento. Su precio de casi 11 veces sus ganancias actuales lo refleja claramente.

Comparando a Microsoft con Apple, Tilson afirma que la primera es inherentemente mejor negocio porque se centra en software, con costos de producción que se incrementan marginalmente, contra el negocio de hardware para consumo de Apple.

Esta semana, 180 de las compañías del S&P presentan sus resultados. De las que ya han informado sus ganancias a la fecha, 75% ha superado las expectativas de los analistas.

La cifra está ligeramente sobre el promedio de los últimos cuatro trimestres pero está sobre 62% promedio desde 1994, según información de Thomson Reuters.