Este año, las acciones de firmas de cannabis en la Bolsa de Toronto han caído fuertemente, en contraste con la tendencia alcista que tenían a principios de año; sin embargo, siguen siendo una oportunidad de inversión, según analistas.

“La industria de la mariguana está lejos de estar muerta. De hecho, está en mejor forma que en marzo, y hay buenas oportunidades de comprar fracciones de compañías a sólo una porción del precio que se pagaba hace nueve meses”, dijo David Borun, analista de la firma de inversiones Zacks.

Los títulos de Aurora Cannabis, uno de los productores más grandes, han perdido 54.57% en Toronto a 3.08 dólares canadiense, en comparación con los 6.78 dólares en que se intercambiaban a finales del 2018. En tanto los de Cronos Group han caído 36.30% a 9.16 dólares canadienses, en contraste con el alza de 14.38% en que cerraron el año pasado.

Los papeles de Canopy Growthc se venden en 27.18 dólares canadienses, en comparación con los 36.61 en que se vendían el último día hábil del 2018.

Los títulos de Cronos tienen recomendación de Mantener, según el consenso de Reuters, y un precio objetivo para el siguiente año de 12.63 dólares canadienses, equivalentes a un retorno potencial de 37.88 por ciento. La media de analistas también recomienda Mantener los títulos de Aurora, y fijan un precio objetivo de 5.58 dólares al 2020, equivalente a un retorno potencial de 81.17 por ciento.

En tanto para Canopy el precio objetivo es de 29.23 dólares por títulos al cierre del siguiente año, y de igual forma, recomiendan mantener sus títulos, según Reuters.

Oportunidad

“Cualquier inversionista que evitó las acciones de firmas de mariguana en los últimos dos años podría echar un vistazo. Justo ahora podría ser la oportunidad que había estado esperando”, explicó el analista.

El reporte de Zacks también destaca que, en Estados Unidos, la mariguana se ha legalizado bajo ciertas condiciones en 33 estados, y para el 2020 se espera que seis estados se agreguen, lo que consideran sería un importante catalizador para el mercado.

La demanda mundial alcanzará un nivel de 32,000 millones de dólares el siguiente año, desde los 9,000 millones que valía en el 2017, y consideran que podría llegar hasta 146,000 millones o más en el mediano y largo plazo.

[email protected]