Los precios del petróleo cerraron con tendencias dispares el lunes, debido a que disminuyeron las preocupaciones del mercado sobre la posibilidad de un conflicto entre Irán y Estados Unidos, pero resurgieron los temores a una menor demanda de crudo.

El referencial internacional Brent perdió 34 centavos, 0.52%, a 64.86 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) avanzó 47 centavos, 0.82%, a 57.90 dólares por barril.

La semana pasada, los precios del Brent subieron 5%, y los del WTI 10%, luego de que Irán derribó el jueves un avión no tripulado estadounidense. Washington aseveró que estaba en el espacio aéreo internacional, pero Teherán afirmó que el dron sobrevolaba su territorio.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso el lunes nuevas sanciones contra Teherán. Sin embargo, el viernes el republicano dijo que había cancelado un ataque militar contra Irán en represalia por el derribo, lo que limitó los avances del crudo.

Pesimismo

Las esperanzas del mercado de que se logren avances en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China en la Cumbre del G20 esta semana están disminuyendo.

Débiles datos de manufacturas publicados el lunes por el Banco de la Reserva Federal de Dallas se sumaron a las preocupaciones sobre una menor demanda de crudo.

El mercado espera que la oferta siga ajustada, ya que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, incluida Rusia, probablemente extenderían un acuerdo que limita la producción cuando se reúnan el 1 y 2 de julio en Viena, según analistas.

En tanto, la mezcla mexicana de exportación cayó 0.53%, o 32 centavos, a 59.59 dólares.

Por su parte, la gasolina estadounidense perdió 0.06%, a 1.8549 dólares el galón.