Debido a la volatilidad en los mercados financieros, durante el 2015 se frenó el dinamismo en la emisión de fideicomisos de inversión y bienes raíces (fibra), pues solamente se colocó Fibra HD, con un monto de 1,500 millones de pesos.

En comparación con el 2013 y el 2014, las entradas de nuevos fibras disminuyó, (porque) la volatilidad en los mercados fue significativa dada la expectativa (que se mantuvo en el año) sobre el alza en las tasas de interés , explicó Armando Rodríguez, analista de Signum Research.Agregó que un mercado sensible, tanto el local como en el extranjero, no es un momento favorable para hacer nuevas colocaciones de fibras o emisiones subsecuentes. Por su parte, Francisco Chávez, analista en jefe en Construcción, Fibras e Infraestructura de Casa de Bolsa de BBVA Bancomer, dijo: Es claro que el ritmo de salidas a la Bolsa Mexicana de Valores ha ido disminuyendo, en buena medida por el entorno del mercado porque los fundamentales del sector son buenos .

En materia de colocaciones, en el 2013 se registraron seis emisiones con capital recabado por 52,356 millones de pesos, el mayor número y monto desde su creación en marzo del 2011, mientras que el año pasado se registraron cinco, con recursos totales por 3,794.792 millones de pesos.

El año de su debut, solamente surgió Fibra Uno, con un monto colocado de 3,615 millones de pesos y en el 2012 hicieron su pasarela tres nuevos fideicomisos en el mercado de valores mexicano que conjuntamente recabaron capital por 27,729 millones de pesos.

En el 2015 volvió a los niveles del surgimiento de estos vehículos de inversión, respecto del número de colocaciones, pero con menos monto colocado por 2,115 millones de pesos.

Francisco Chávez explicó que a medida que las condiciones del mercado comiencen a normalizarse y que la volatilidad disminuya, las colocaciones podrían aumentar.

Durante el año hubo varios fibras que estudiaron la salida a Bolsa y, al final, por circunstancias del entorno, no salieron. Creo que una disminución en la volatilidad podría ayudar a que viéramos más colocaciones el siguiente año, pero va a depender de la evolución en las tasas de interés y del tipo de cambio , indicó el analista en jefe de Casa de Bolsa de BBVA Bancomer.

Inciertas, próximas emisiones

Acerca del panorama de colocaciones para el 2015, Armando Rodríguez dijo que hasta el momento no hay un nuevo prospecto que busque listarse en la BMV, aunque anticipó que podrían verse dos o tres, pero no más.

Por su parte, Gonzalo Robina, presidente de la Asociación Mexicana de Fibras Inmobiliarias (Amefi), consideró que para el próximo podría haber tres o cuatro grupos que levanten un fibra, aunque todo dependerá de las condiciones de mercado y de la decisión individual de cada uno.

Difícilmente hoy como gremio podemos decir que estamos esperando dos o tres. De que hay gente que está preparada, que tiene la capacidad y el producto, la hay , acotó Robina.

A casi cinco años de su nacimiento, se han conformado 10 fibras, con un monto total levantado en su oferta pública inicial de alrededor de 89,000 millones de pesos.

Información de la Amefi refiere que este sector ha captado recursos por aproximadamente 185,000 millones de pesos, mismos que se han invertido en el mercado inmobiliario mexicano.

judith.santiago@eleconomista.mx