Nueva York. Los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) plantearán a las autoridades la posibilidad de ser cambiados del cajón de instrumentos estructurados al de acciones, con el único fin de poder invertir en empresas del exterior, dijo Gonzalo Robina, director general de Fibra Uno (Funo).

Aclaró que dicha situación no afectará a las administradoras de fondos para el retiro (afores) que invierten de manera importante en los fibras.

En entrevista, luego de la presentación de Fibra Uno ante inversionistas y analistas en el Funo Investors Day, Robina dijo que lo único que los fibras solicitarán es ser cambiadas de cajón, aunque el tratamiento será el mismo. Nada más nos cambiaríamos para poder invertir en empresas en el extranjero, pero seguiremos siendo fibras. No emitiremos acciones, seguiremos emitiendo CBFI, pero podríamos salir al extranjero .

Otra razón sería para poder estar dentro del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores como cualquier empresa que cotiza en el mercado de valores.

El directivo dijo que el ser cambiados de cajón nada tiene que ver con la entrega de dividendos, donde los fibras tienen por obligación darle a sus inversionistas 95% de sus ganancias: Eso seguirá igual, no cambiaría nada .

En el emblemático hotel Waldorf Astoria, de Park Avenue, Robina habló también sobre la cada vez más inminente alza de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos. Al respecto, indicó que Funo está blindada para cuando eso suceda, por lo que se dijo tranquilo.

Una muestra de ello es que la empresa se ha preparado con tiempo con liquidez para tomar las oportunidades que le sigue brindando el mercado local de bienes raíces.

Agregó que habrá volatilidad en los mercados financieros, principalmente en el cambiario y en el bursátil cuando ello suceda, pero la situación de la empresa es sólida y no saldrá afectada.

Deuda controlada

El directivo mencionó que la deuda de Funo asciende actualmente a 47,000 millones de pesos, pero con los recursos que cuenta podría hacerle frente dos veces sin ningún problema; además, 80% de la deuda es a tasa fija y con un plazo mayor a cuatro años; asimismo, 49% es en pesos y 51% en dólares.

Robina indicó que Funo espera tener una rentabilidad de 14% anual de sus dos edificios en construcción, Torre Diana y Torre Latino, ambas sobre Paseo de la Reforma, en la ciudad de México.

Anunció que el principal ocupante de Torre Diana será el corporativo estadounidense AT&T.

Por otro lado, informó que el proyecto Búfalo (Mitikah) ya va muy adelantado y se espera comenzar a construir hacia el segundo trimestre del próximo año. El Centro Bancomer se va a desalojar en su mayoría hacia finales de este año, pero posiblemente ampliemos el arrendamiento unos meses más, por lo cual no será hasta que todos se hayan ido cuando comencemos a construir .

La torre que se pretende construir será la más grande de México, con 60 pisos y 265 metros de altura. El plan original, de los fondos Prudential e Ideurban, era un complejo de 60 pisos donde habría un hotel, oficinas y departamentos para vivir, los cuales serían rentados.

Robina explicó que Fibra Uno mantendrá la idea original de la construcción de una torre de 60 pisos, pero será 100% residencial.

Aparte, construirá el tercer centro comercial, dijo, más grande del país. Estamos en negociaciones con Palacio de Hierro para que se integre Plaza Coyoacán al proyecto, lo cual nos daría mucho espacio. Estamos ya muy avanzados en ese sentido y quizá pronto tengamos buenas noticias sobre el tema , dijo.

Mitikah contempla, además, otras dos torres, una será un hotel y la otra para consultorios médicos, usados por el hospital que ya funciona, aledaño a la construcción.

De hecho, este proyecto será financiado con Helios, el instrumento que lanzó el CKD de Funo, el cual tiene autorizados 6,000 millones de pesos, y la inversión será cercana a 1,200 millones.

Funo ya gastó 185 millones de dólares en la compra de los terrenos de Centro Bancomer. Helios, dijo Robina, es similar a un CKD, pero no es un CKD, porque puede invertir en fideicomisos, ésa sería la única gran diferencia .

El entrevistado

En otro tema, Robina dijo que hay mucho espacio para más fibras en el mercado mexicano, todo es cuestión de encontrar el mejor momento para salir, pero hay mucho interés en los fibras inmobiliarios en México .

El directivo indicó que la tendencia de los fibras es ir hacia la especialización, pero falta tiempo aún. Estamos esperando a que los inversionistas y el mercado lo solicite, pero seguimos siendo atractivos como estamos, por lo que nos especializaremos cuando así nos lo pidan , dijo.

Aseguró que el fibra al que pertenece representa 45% del valor total del sector en el país. Sobre la asociación de fibras, indicó que ya está casi lista y posiblemente salga antes de que acabe este mes.

[email protected]