Fibra Uno negocia la venta de tres paquetes de propiedades con las que espera obtener entre 100 a 150 millones de dólares, adelantó Gonzalo Robina, director general adjunto del fideicomiso de inversión en bienes raíces.

Se trata de una cartera del segmento industrial, que comprende terrenos y dos edificios. Además, de otro portafolio de tierras industriales en el estado de Chihuahua. También está negociando la venta de un edificio de oficinas en la Ciudad de México.

“Hoy tenemos tres transacciones con un avance bastante bueno en negociaciones. Uno de ellos, con el que ya hemos firmado una carta de intención, que pertenece a una cartera industrial con una mezcla de terrenos y edificios industriales por alrededor de 40 millones de dólares”, sostuvo Gonzalo Robina.

Añadió que todas estas operaciones fueron ofertas solicitadas y que están negociando su venta en un momento en que consideran oportuno desinvertir bajo valuaciones atractivas.

El directivo consideró que ante la incertidumbre económica por las restricciones de movilidad en el país están “privilegiando la liquidez”.

Funo, añadió, cumplirá con todos los compromisos adquiridos sobre posibles compras; sin embargo, serán “doblemente cautelosos para el proyecto de expansión y crecimiento de la compañía”.

Aseguró que, debido a las circunstancias actuales, sus inversiones en este año, estimadas en el orden 15,000 millones de pesos, se verán reducidas.

El directivo manifestó, en conferencia en línea, que es difícil cuantificar el efecto del confinamiento a causa de la pandemia Covid-19, sin embargo, consideró que será “mucho más profundo en el segundo trimestre del año”.

Apoyos

Ante esta incertidumbre Robina aseguró que han estado en contacto con sus inquilinos, buscando las opciones de apoyarlos en el entendido de que cada caso es particular y cuidando que no afecte financieramente a Fibra Uno.

Enfatizó que gran parte de los arreglos con los que están llegando con los inquilinos es un diferimiento de rentas de entre seis a 12 meses, no se trata de una condonación en el pago de rentas.

judith.santiago@eleconomista.mx