A cuatro días de celebrarse las elecciones presidenciales en México, Fibra Educa obtuvo 9,430 millones de pesos en su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), 26% por arriba de los 7,445 millones de pesos proyectados.

El fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra), el primero especializado en el arrendamiento de inmuebles para el sector educativo en México, inicia operaciones con una cartera de 52 propiedades educativas y de oficinas localizados en 17 estados de la República Mexicana, con un área bruta rentable total de 353,179 metros cuadrados.

Los inmuebles están ocupados a 100% e incluyen contratos de arrendamiento con una vigencia de 15 años y con posibilidades de extenderse otros 15 años.

Fibra Educa informó, a través de los documentos presentados al mercado, que usará los recursos de la Oferta Pública Inicial (OPI) para adquirir un portafolio de 87 propiedades, en un lapso d e12 meses, a fin de arrendarlas al sector educativo.

“La oportunidad de consolidación es de al menos 221 veces a la cartera inicial del fideicomiso”, expone el emisor.

Añade que “los estudiantes de educación privada han crecido 2.4 veces más que los de educación pública, siendo los segmentos de ingresos bajo y medio en donde la demanda ha aumentado. Mientras que las escuelas privadas han crecido 7.4 veces más rápido que las públicas.

La cartera inicial combina 47 escuelas privadas de nivel medio superior, universidades y centros de enseñanza que en su conjunto tienen un área rentable de 318,272 metros cuadrados y cinco edificios de oficinas ubicadas en la Ciudad de México que totalizan 34,907 metros cuadrados de espacio arrendable.

El fideicomiso, que cotizará con la clave de pizarra EDUCA, es propiedad del grupo empresarial Nacer Global, dueño del periódico El Economista y de 13 marcas privadas de universidades y centros educativos, entre ellas Universidad ICEL, Universidad Victoria, Universidad Lamar, y el centro de idiomas Quick Learning. La matrícula es de más de 250,000 estudiantes y más de 7,000 docentes.

Nueva generación de fibras

Armando Rodríguez, analista de Punto Casa de Bolsa, expuso a través de un reporte que Educa abre el camino a una nueva generación de fibras en el sector mexicano porque nace con una administración manejada 100% internamente, transparente, que no cobrará ningún tipo de comisiones a los inversionistas.

Destacó que el gobierno corporativo de Fibra Educa está representado en 70% por miembros independientes y su propuesta de inversión inmobiliaria en el sector educativo representa una ventaja al no tener competidor directo.

Los intermediarios colocadores de Fibra Educa fueron Punto Casa de Bolsa, Casa de Bolsa Credit Suisse México, Casa de Bolsa Santander y Casa de Bolsa Banorte.
judith.santiago@eleconomista.mx