La Reserva Federal de Estados Unidos aplicará alzas graduales tras anunciar su primer aumento de la tasa de interés referencial en casi una década la semana próxima, un evento ampliamente esperado por el mercado, indicó un sondeo de Reuters que también estima una débil inflación el próximo año.

Ahora que las autoridades de la Fed han dejado en claro que están satisfechos con la solidez del empleo estadounidense, uno de los dos objetivos clave de su mandato, el ritmo de las alzas futuras a la tasa de fondos federales, dependerá de si se confirma que la inflación efectivamente se está acelerando.

La probabilidad de que la Fed suba las tasas el 16 de diciembre desde los niveles cercanos a cero subió a 90% desde 70% en la última encuesta de Reuters, realizada a más de 90 economistas. La consulta se llevó a cabo entre el 4 y el 9 de diciembre.

Pero el sondeo no arroja un incremento de las expectativas de inflación durante el año próximo.

El interés parece estar más centrado ahora en lograr la primera alza de las tasas y en cambiar la conversación para discutir el curso de aumentos en la tasa que se adoptará en el futuro. Por lo tanto, se ve un estado actual de la economía que demanda una política monetaria más ajustada , dijo Ellen Zentner, economista de Morgan Stanley.

De modo que tendría sentido ver un periodo de reposo y observación para estar seguros de que, de hecho, las metas de inflación de la Fed y de crecimiento siguen por la senda correcta , añadió.

La mediana de estimaciones sobre la inflación subyacente, no ha fluctuado mucho en seis meses de sondeos, y ahora se ubica en un rango de 1.5 y 1.7% para el 2016.

Se ha producido una caída en el mismo periodo en las previsiones más agresivas sobre la inflación subyacente de EU, particularmente para el primer trimestre del 2016, ya que la mayor estimación cayó a 1.8 desde 2.5 por ciento.