La débil economía mundial y la baja inflación plantean riesgos para Estados Unidos, pero la Reserva Federal debería seguir el camino para comenzar a subir las tasas de interés en el segundo semestre del 2015, sostuvo el lunes el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart.

Con una mejoría constante de los mercados laborales, Lockhart aseguró que le preocupa el hecho de que la inflación aún no ha repuntado, lo que sugiere que existiría una mayor holgura en la economía de lo esperado.

La inflación es uno de los elementos clave que no parece estar en consonancia con lo que estamos viendo en términos de crecimiento y lo que estamos viendo en el mercado laboral , aseguró el funcionario.

Si la inflación avanza completamente lateral o comienza a indicar un declive, desinflación, entonces creo que planteará algunas preocupaciones , agregó Lockhart.

Según el funcionario, la Fed necesitará determinar cuánta carga sobre la inflación proviene de los acontecimientos que con el tiempo son un plus neto para la economía -como los menores precios de la energía-, y cuánto una inflación por debajo de la meta indica una debilidad subyacente.

Pero el funcionario afirmó que mantiene el optimismo de que la economía crecerá a un ritmo de alrededor de 3% en el 2015, el mercado laboral seguirá mejorando y que la Fed estará en posición de comenzar a subir las tasas de interés en el segundo semestre del año.

Hay confianza

El impulso que percibo en la economía me da confianza en que el Comité Federal de Mercado Abierto puede comenzar a normalizar las tasas de interés en el 2015 , aseguró.

Actualmente, Lockhart no cuenta con derecho a voto en el panel de la Fed que fija la política monetaria, que se reunirá la próxima semana, pero lo tendrá el próximo año.

Aseguró que no estaba apurado para retirar del comunicado de la Fed la frase de que existe tiempo considerable antes del primer incremento en las tasas.