Para cumplir con la meta de reducción de mitigación ambiental e infraestructura, México requiere recursos por 126,000 millones de dólares hacia los próximos 11 años, sostuvo la encargada del despacho de Coordinación General de Crecimiento Verde del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, Pilar Salazar.

Tras su participación en la Cumbre Finanzas Sustentables MX 2019, la directiva advirtió que si el país continúa en la ruta de emisiones y no lleva a cabo ninguna acción de mitigación ambiental en sectores estratégicos de la economía nacional, los costos serán mayores, estimados en 143,000 millones de dólares.

“Si llevamos a cabo 30 medidas de mitigación con las que podremos cumplir el Acuerdo de París, nos costaría 126,000 millones de dólares hacia el año 2030. Al cumplir con éstas, nos ahorraríamos 17,000 millones de dólares”, sostuvo Salazar.

Entre los cambios, mencionó el impulso de energías renovables en el sector eléctrico, actualización de normas de eficiencia energética en el sector transporte, estrategias de mitigación en la industria y conservación forestal.

Bajo la firma del Acuerdo de París, México se comprometió a disminuir 51% las emisiones de carbono negro hacia el 2030 y en 22% los gases de efecto invernadero.

Al referir sobre la construcción de refinerías en el país, la funcionaria dijo que hay “ventanas de oportunidad” para reducir el impacto ambiental en este tipo de infraestructura a través de una robusta y adecuada planeación para incluir tecnologías de mitigación y reducción de emisiones.

Apremiantes

Durante el evento se hizo un llamado a tomar medidas urgentes para agilizar y destinar mayores inversiones en proyectos que ayuden a cumplir con las metas climáticas y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible hacia el 2030.

Alan Gordon, exsubsecretario de Tesoro de California, alertó sobre la urgencia de transitar a una economía baja en carbono porque los riesgos del cambio climático pueden tener un alto costo para los países.

Por su parte, el presidente de Central de Corretajes empresa controladora de la Bolsa Institucional de Valores , Santiago Urquiza, ante las amenazas del cambio climático señaló la necesidad de hacer acciones concretas en los próximos 11 años. Particularmente el sector financiero debe cerrar filas a favor de las finanzas verdes.

“Estamos unidos en este esfuerzo y la labor de las bolsas de valores es promover que muchas de las emisiones que se lleven a cabo tengan la etiqueta verde”, agregó Urquiza.

En el mismo sentido opinó el director general de la agencia calificadora HR Ratings, Fernando Montes de Oca, al advertir que tanto empresas como inversionistas no deben ignorar los riesgos que supone el cambio climático.

“Nos aproximamos al punto en el que los riesgos climáticos y sociales no podrán seguir siendo ignorados a la hora de tomar decisiones de inversión”, comentó.

El director de la calificadora destacó la necesidad de garantizar que las emisiones verdes y sustentables midan objetivamente  los riesgos ambientales, sociales y de gobierno corporativo.

En lo que va de este año, en México no se han registrado emisiones de bonos etiquetados como verdes o sustentables.

Ante ello, el Consejo Consultivo de Finanzas Verdes, que aglutina a 58 instituciones financieras, confía en que se reactive el mercado, especialmente con emisiones de bonos corporativos, pues este tipo de ofertas iniciales ha registrado importante sobredemanda.

El año pasado en el país se llevaron a cabo ocho emisiones de bonos etiquetados verdes y sustentables.

De ellos, seis se listaron en el mercado local y el resto en los mercados internacionales, por un total de 11,460 millones de pesos, informó la Bolsa Mexicana de Valores.