Londres - El euro caía este lunes, golpeado por los temores sobre el progreso de Grecia para concluir un acuerdo de canje de deuda y datos pobres de la zona euro, pese a que sus pérdidas podrían ser contenidas por tomas de ganancias sobre el dólar.

El dólar se alejó de un máximo de nueve meses contra el yen luego de subir más de 7% en un mes. El euro también operaba en bajo contra el más seguro yen.

Los activos más riesgosos, como las acciones, se vieron afectados luego de que la potencia asiática China disminuyera su meta de crecimiento, mientras que sondeos de la zona euro entre gerentes de compras cayeron de sus estimaciones iniciales, llevando a la divisa única a un mínimo de dos semanas contra el dólar.

El euro cayó a 1.3160 dólares, antes de recuperarse para operar en 1.3195 dólares, con grandes inversionistas esperando vender la moneda al repuntar sobre los 1.3200 dólares. Se citaron ofertas para el euro en 1.3150/55 dólares y órdenes de frenar pérdidas por debajo de los 1.3130 dólares, con muchos participantes nerviosos respecto al canje de bonos de Grecia y la incertidumbre respecto al nivel de participación.

Lo anterior podría mantener a la divisa única muy por debajo de su reciente punto alto de 1.3486 dólares.

Los tenedores privados de bonos tienen hasta el 8 de marzo para unirse a un acuerdo bajo el cual cambiarán sus existentes papeles griegos por nueva deuda, en un canje que verá el valor nominal de sus tenencias reducirse en 53.5 por ciento.

Si Grecia no logra un acuerdo para el canje de deuda, se vería amenazado el rescate para Atenas por 130,000 millones de euros que se acordó tras meses de negociaciones.

El impacto positivo de la gran inyección de dinero a tres años por parte del Banco Central Europeo la semana pasada también disminuyó, dándole a los inversionistas más razones para recortar sus posiciones en el euro.

"El endulzante lanzado por el BCE se ha disipado y los sondeos del PMI destacan los problemas estructurales que enfrenta la zona euro", dijo Jeremy Stretch, jefe de estrategia de divisas de CIBC World Markets.

La fuerte liquidación de yenes desde mediados de enero, no obstante, mostró indicios de ceder, con el dólar luchando por sobrepasar los 82 yenes y el euro incapaz de subir por sobre los 110 yenes.

El dólar cayó 0.7% frente al yen hasta los 81.20 yenes, retrocediendo desde un máximo de 81.873 yenes el viernes en la plataforma de operaciones EBS. El viernes, el dólar había subido cerca de 7.7% desde un mínimo de tres meses, de unos de 76 yenes, que tocó a inicios de febrero.

El lunes, la compra de yenes por parte de inversores institucionales extranjeros también pesó sobre el dólar, que extendió su caída tras generarse algunas órdenes de frenar pérdidas en niveles por debajo de los 81.50 yenes, dijeron operadores. El próximo gran obstáculo está en el promedio móvil de 100 semanas cercano a los 82.10 yenes.

En tanto, el euro caía 0.7% hasta los 107.17 yenes, con Stretch de CIBC esperando que la divisa común caiga hacia los 106 yenes en el corto plazo.

Al mismo tiempo, las divisas vinculadas al crecimiento, como los dólares de Australia y Nueva Zelanda, caían frente al dólar estadounidense. El billete australiano perdía 0.4% y operaba en 1.0690 dólares, mientras que la moneda neocelandesa perdía 0.8% hasta los 0.8220 dólares, ante la presión bajista que afectaba a los mercados bursátiles.

ros