LONDRES - El crudo Brent caía a 110 dólares el martes, dado que los inversores ignoraban las recientes tensiones entre Irán y Occidente y los temores por los suministros en Africa y se enfocaban en la probabilidad de que un incumplimiento en el pago de la deuda griega afecte la demanda de energía.

Las autoridades europeas están enfrentando obstáculos para concretar un plan y salvar a Grecia de una moratoria que podría afectar a la región y a la economía global, perjudicando además la demanda de energía.

Los ministros de Finanzas de la zona euro rechazaron el lunes la oferta hecha por los tenedores privados de bonos para ayudar a reestructurar la deuda de Grecia por considerarla insuficiente, enviando a los negociadores de regreso a la mesa de trabajo y aumentando el riesgo de una cesación de pagos de Grecia.

El crudo Brent para entrega en el próximo mes retrocedía 64 centavos, a 109.94 dólares por barril a las 1513 GMT.

El petróleo estadounidense ampliaba sus pérdidas a más de 1 dólar a 98.50 dólares por barril.

El presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos impondría más sanciones después de que la Unión Europea (UE) acordó el lunes prohibir las importaciones del crudo iraní, a partir de julio.

Los políticos iraníes respondieron al embargo de la UE con una renovada amenaza de impedir el paso por el Estrecho de Ormuz, un canal fundamental para el tránsito de crudo, si son bloqueadas las exportaciones iraníes, y sugirieron una suspensión inmediata de las ventas de petróleo a Europa como castigo.

"El anuncio de ayer (lunes) de parte de la UE respecto a un embargo petrolero contra Irán no llegó a elevar los precios pues ya había sido anticipado", dijo Carsten Fritsch, un analista de materias primas de Commerzbank.

"Todavía hay algún riesgo con respecto a las amenazas de cerrar el Estrecho de Ormuz, o amenazas de Irán sobre una suspensión de las exportaciones de crudo a la UE en forma inmediata", dijo Fritsch. "Pero parece que el mercado no cree que Irán vaya a hacerlo, dada su dependencia de los ingresos petroleros".

Para más tarde se esperan las cifras del Instituto Americano del Petróleo (API) sobre las existencias de petróleo en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial.

Los inventarios de crudo habrían subido 800,000 barriles en la semana que terminó el 20 de enero debido a un aumento de las importaciones y a una leve caída de las tasas de refinación, mostró el lunes un sondeo preliminar de Reuters entre analistas.

ros