Proterra Inc, fabricante estadounidense de autobuses eléctricos cuyos inversionistas incluyen a los fabricantes de automóviles Daimler y BMW, contrató a bancos de inversión para prepararse para una Oferta Pública Inicial (OPI), según personas cercanas al asunto.

Proterra ha reducido el costo de las baterías eléctricas en sus autobuses, haciéndolos más competitivos con los vehículos que funcionan con diesel. Ha ganado pedidos de ciudades estadounidenses que buscan reducir la huella de carbono del transporte público.

La compañía de Burlingame, California, emplea a varios exejecutivos del fabricante de automóviles eléctricos Tesla. Está trabajando con suscriptores, incluidos J.P. Morgan Chase & Co , Morgan Stanley y Deutsche Bank, en la preparación de una OPI que podría llegar tan pronto como este año, indicaron las fuentes, quienes solicitaron no ser identificadas.

Dijeron que el momento de la OPI dependía de las condiciones del mercado.

El mercado de vehículos eléctricos se ha ido calentando. Las acciones de Tesla llegaron a subir hasta 8% en las primeras operaciones del miércoles en NASDAQ,  un día después de que estableció un récord de entregas de vehículos trimestrales.

Fundada en el 2004, Proterra ha proporcionado cientos de autobuses de transporte público a ciudades de EU y se está expandiendo a los autobuses escolares. En junio, Proterra anunció contratos con el Departamento de Servicios Generales de Virginia y el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas en Carolina del Norte.

Además de reducir el costo de sus vehículos, la empresa ofrece opciones de arrendamiento con el objetivo de reducir el desembolso inicial de pedidos de sus autobuses. Informó que sus vehículos son más baratos de operar que los rivales manejados por diesel.

Proterra también ofrece una opción donde retiene la propiedad de las instalaciones de carga, lo que reduce los costos iniciales de cambiar a vehículos eléctricos, según su sitio web.

Proterra ve una gran oportunidad, ya que EU está significativamente detrás de otras ciudades del mundo en la adopción de autobuses eléctricos, especialmente en China.

Los competidores de Proterra incluyen al fabricante de automóviles chino BYD, respaldado por Berkshire Hathaway, de Warren Buffett, y el fabricante canadiense de autobuses New Flyer.

Hasta el momento, Proterra ha recaudado 525 millones de dólares en rondas privadas.