La fortaleza de los valores financieros y de materias primas continuaba apuntalando el martes a los mercados de renta variable europeos, y el referencial británico FTSE 100 inició el año con un nuevo máximo histórico.

El índice paneuropeo STOXX 600 subía un 0.7% en las primeras operaciones, alcanzando su nivel más alto desde diciembre del 2015.

El británico FTSE 100 ganaba un 0.4% y lograba un nuevo récord de 7,174.00 puntos. El índice de valores principales de Reino Unido permaneció cerrado en la sesión anterior por un festivo.

Entre los movimientos individuales de acciones, los bancos italianos volvían a estar entre los de mejor comportamiento, con el recién fusionado Banco BPM ganando un 4.6% en su segundo día de cotización, tras la fuerte subida de la sesión anterior.

Credit Suisse y Bank of Ireland también estaban entre los principales valores del STOXX, y el índice bancario europeo sumaba un 1 por ciento.

Las acciones de la minorista británica Next estaban bajo presión, después de que Deutsche Bank rebajó su calificación de la acción a "mantener" desde "comprar".

rarl