Después de un periodo de alrededor de seis meses en el que prácticamente no hubo emisiones de deuda de largo plazo en el mercado local, por un incremento de la incertidumbre global, en semanas recientes se ha modificado el sentimiento de los inversionistas y se han reactivado las colocaciones (un banco y un corporativo automotriz).

En este contexto, después de haber realizado con éxito varias transacciones de corto plazo y con el propósito de captar recursos para financiar el crecimiento de la cartera de crédito del sector agropecuario y rural de México, FIRA a través de su fideicomiso Fondo Especial para Financiamientos Agropecuarios realizó una emisión pública de certificados bursátiles por 3,450 millones de pesos de largo plazo en vasos comunicantes de 1.7 y tres años, con una demanda global de 3.65 veces.

Se asignaron 1,150 millones de pesos en el plazo de 1.7 años a una Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) +24 puntos base (pb) y 2,300 millones de pesos a 3 años a TIIE + 35 pb. Los precios obtenidos son los mejores de este año para emisores AAA (sin garantía soberana).

Esta operación fue la primera realizada por la banca de desarrollo en el 2017 y contó con la participación de una amplia base de inversionistas, tales como afores, fondos de inversión, mesas de dinero, bancas privadas y otros institucionales.

[email protected]