En diciembre, los saldos de residentes en títulos de renta variable mexicana se incrementaron a 149,194.8 millones de dólares, desde 135,361.6 millones de dólares en el mismo mes del 2018, conforme datos del Banco de México.

Respecto al mes anterior, también se registró un avance en comparación con los 142,758.2 millones de dólares registrados en noviembre, informó la autoridad monetaria.

“El saldo es positivo de noviembre a diciembre, el interés siguió manteniéndose, sólo que la valuación cuando se hace del lado de los flujos al tomar en cuenta las operaciones de compra y venta de las emisoras, los precios y el tipo de cambio que se apreció de forma fuerte, en automático te los vuelve negativo”, comentó en entrevista James Salazar, subdirector de Análisis en CIBanco.

El especialista expresó que la expectativa de continuar con recortes en las tasas de interés por parte del Banco de México es uno de los factores que aumentó el apetito por acciones mexicanas.

“El mercado estaba atractivo, en los niveles que tenía la Bolsa en esos momentos eran muy atractivos en la mayoría de las valuaciones de las bolsas y eso favoreció”, comentó el especialista de CIBanco.

En cuanto a flujos, estos registraron una caída de 694 millones de dólares, su quinta caída consecutiva. James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco explicó que los flujos se calculan con el precio de las cotizaciones de las acciones y el tipo de cambio, por lo que la variabilidad en este indicador puede afectar el resultado de los flujos.

Sujetos al tipo de cambio

“(Los flujos) están sujetos a las valuaciones y al tipo de cambio, entonces, en diciembre tuvimos una apreciación del peso, pero eso no significa que haya habido una salida o menos inversiones de extranjeros en renta variable”, explicó Salazar.

Para este año que recién empieza, el especialista prevé que el S&P/BMV IPC concluya en un nivel de 49,500 puntos, esto es un alza de 9.26% respecto a los 45,303.08 unidades en que finalizó este jueves.

[email protected]