Las acciones en Wall Street cerraron mayormente estables, apoyadas por expectativas de que los bancos centrales globales apliquen nuevas medidas de estímulo monetario para fomentar el crecimiento, pero la caída de los papeles de tecnología y cuidado de la salud contrarrestó el avance.

Los inversionistas parecieron dejar las compras tras las fuertes alzas de la semana pasada, dijeron los estrategas. Microsoft fue el mayor lastre del día para el S&P 500 y el NASDAQ, con una caída de 1.14%, a 137.52 dólares.

El índice financiero del S&P 500 estuvo entre los sectores con mejor desempeño del día, con un alza de 1.5 por ciento. Los bancos subieron 3.2% ante crecientes apuestas a un recorte de tasas de interés en la reunión de septiembre de la Reserva Federal (Fed).

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo la semana pasada que el banco central “actuará como sea apropiado” para sostener la expansión económica, una frase que los mercados financieros han interpretado como una señal de un recorte de las tasas de interés.

Las acciones subieron la semana pasada en gran medida por un alivio de las preocupaciones sobre las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que no veía la amenaza de una recesión y que el gobierno de Trump busca revivir las negociaciones comerciales con China.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.14%, a 26,835,51 unidades, el S&P 500 perdió 0.01%, a 2,978.43 unidades, mientras que el NASDAQ Composite cayó 0.19%, a 8,087.44 unidades.

El sector de servicios de telecomunicaciones era impulsado por el alza de 4.3% de las acciones de AT&T Inc, después de que Elliott Management Corp revelara una participación de 3,200 millones de dólares en la compañía y presionó por cambios.

Qué esperar

La agenda de la semana incluye informes sobre las ventas minoristas de agosto y los precios del consumo. Se espera que el Banco Central Europeo anuncie medidas de estímulos económicos.

Art Hogan, de la firma National Securities, dijo que todas esas noticias llegarán sobre el fin de la semana, por lo que hasta entonces los inversionistas tendrán pocas señales económicas.