Aunque las altas valuaciones de las acciones en Wall Street podrían justificarse por el auge económico esperado, bajo este contexto posiblemente el mercado está premiando que gran parte del exceso de liquidez llegará a Bolsa, manifestó en su carta anual a inversionistas, el presidente y director ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon.

“Los mercados de renta variable miran hacia el futuro y es posible que estén valorando no sólo una economía en auge, sino también el factor técnico de que gran parte del exceso de liquidez llegará a las acciones. También hay especulación, lo que a nadie debería sorprender”, escribió el banquero.

En su carta manifestó que aunque “no sabemos qué nos depara el futuro”, es posible que se viva un momento de 'goldilocks', que describió como un rápido y sostenido crecimiento, una inflación aumentando ligeramente y tasas de interés con alzas moderadas.

Dijo no tener “ninguna duda de que el exceso de ahorro, nuevos estímulos, un enorme gasto fiscal, un nuevo proyecto potencial de infraestructura, una vacuna exitosa y la euforia por el final de la pandemia, la economía de Estados Unidos vivirá un boom. Este auge podría llegar fácilmente en el 2023".

Sin embargo, Dimon no descartó posibles escenarios negativos como nuevas variantes del Covid-19 y el aumento de la inflación, lo que pueden revertir el “boom” de la economía, dañar las bolsas de valores y reducir las tasas de interés.

Banca vs fintech

Entre otros puntos, en su carta de más de 65 páginas, reconoció que los bancos están perdiendo terrero y enfrentando una fuerte competencia frente a las fintech y las grandes empresas de tecnología como Amazon, Apple y Google.

“A medida que crezca la importancia de la nube y las plataformas digitales la competencia se volverá aún más formidable. Como resultado, los bancos están jugando un papel cada vez más pequeño en el sistema financiero”, dijo.

El banquero advirtió que muchas de esas amenazas ya llegaron y la evidencia es que empresas de tecnología financiera están desplegando productos fáciles de usar, rápidos e inteligentes.

“Las big tech Amazon, Apple, Facebook, Google e incluso Walmart como mínimo integrarán sistemas de pago en sus ecosistemas y crearán productos y servicios bancarios”, dijo.

judith.santiago@eleconomista.mx