Londres- El euro subía este viernes tras un dato mejor al esperado en un sondeo sobre la confianza empresarial en Alemania, pero las alzas podrían ser contenidas por las preocupaciones sobre las finanzas de España y la incertidumbre previa a la primera vuelta electoral en las elecciones presidenciales de Francia el domingo.

Los rendimientos de los bonos españoles superaban 6% tras una subasta de deuda del jueves que no cumplió con las expectativas del mercado, lo que ayudó a mantener al euro firmemente dentro de su rango de entre 1,30 y 1,32 dólares.

El euro subía 0.2% a un máximo de sesión de 1.3160 dólares, frenando ganancias tras tocar un máximo de sesión de 1.3180 dólares tras el sondeo alemán Ifo. Operadores citaron importantes opciones que vencen en 1.32 dólares que probablemente contengan cualquier mayor alza.

El índice del clima de las empresas alemanas Ifo subió a 109.9 puntos en abril frente a la expectativa de 109.5, en una señal de que la mayor economía de la zona euro continúa superando el ritmo de sus pares.

"El dato de Ifo sorprendió una vez más hacia el alza, por lo que ganamos un poco de volatilidad intradía pero los rangos más amplios aún están muy fuertes", dijo Chris Walker, estratega de monedas de UBS.

"Los rendimientos españoles se volvieron a acercar a 6% y ese es claramente el foco de los mercados en el largo plazo. El euro podría caer por debajo de los 1,30 dólares si hay una gran escalada en los rendimientos españoles o si despegan los bonos franceses", agregó.

Las preocupaciones sobre el déficit de España, el sector bancario y las pobres perspectivas de crecimiento han aumentado en los últimos días, elevando la posibilidad de una mayor alza en los retornos de los bonos al nivel del 7 por ciento que es visto como insostenible.

Un fuerte rompimiento a la baja de los 1.30 dólares abriría la puerta al mínimo del euro en el año de 1.2624. Sin embargo, la mayoría de los analistas esperan que la moneda común permanezca dentro de rangos previo a la votación francesa del domingo.

En los mercados financieros crece el nerviosismo sobre que el esperado ganador de la presidencia gala, el socialista Francois Hollande, podría relajar la mano dura del gobierno en las finanzas que mantiene el actual presidente, Nicolas Sarkozy.

Pese a que las señales del crecimiento alemán aún son robustas, el panorama para la zona euro sigue nublado. Rumores de mercados, más tarde negados, de una rebaja crediticia de Francia pesaron en la moneda unida en la sesión previa.

Se espera que el Fondo Monetario Internacional anuncie el fin de semana la cantidad de fondos extras que recaudó para impulsar el cortafuegos financiero de la zona euro. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, quiere al menos 400,000 millones de dólares de financiamiento extra y hasta ahora se han comprometido 320,000 millones de Europa y Japón.

El dólar permanecía en los 81.77 yenes, colocando en el radar el máximo del 10 de abril de 81.87 yenes. El euro tocó un máximo de dos semanas de 107.67 yenes, un alza de 0.4% en el día.

ros