Nueva York- Las monedas se mantuvieron este jueves dentro de rangos estrechos en una sesión de bajos volúmenes, en la que el euro sufrió altibajos frente al dólar, mientras los inversionistas evalúan las negociaciones de presupuesto en Estados Unidos frente a datos en general positivos de la mayor economía del mundo.

Las preocupaciones de que las autoridades estadounidenses no sean capaces de alcanzar una solución sobre el denominado "precipicio fiscal" pesaron sobre el mercado.

El presidente Barack Obama dijo que está cerca del límite de lo que podría ofrecer para resolver la disputa mientras que el líder de la oposición, el republicano John Boehner, dijo que continuará trabajando en un plan. Las conversaciones se enfriaron esta semana tras progresos previos.

Un acuerdo sobre el presupuesto estadounidense es visto como positivo para las monedas ligadas al crecimiento, como el euro y el dólar australiano, pero negativo para el dólar.

Los republicanos anunciaron planes de someter a votación un proyecto de ley alternativo sobre impuestos en la Cámara de Representantes, lo que llevó a Obama a amenazar con vetarlo, lo que complicó los progresos de la última semana.

El euro revirtió pérdidas para cerrar con una mínima alza de 0.13%, a 1.3243 dólares. El miércoles, alcanzó un máximo de ocho meses y medio de 1.3308 dólares.

El euro subió a un máximo de 1.3295 dólares más temprano este jueves, después de un dato mejor a lo esperado del PIB del tercer trimestre de Estados Unidos y mantuvo sus ganancias tras cifras económicas más robustas.

Los inversionistas compraron más euros mientras se veía que la recuperación económica de Estados Unidos parecía estar en marcha.

La última estimación para el PIB del tercer trimestre en Estados Unidos fue de 3.1%, un alza frente a 2.7% anual reportada el mes pasado. Las ventas de casas usadas avanzaron inesperadamente a su mayor ritmo en tres años.

El euro avanzó un leve 0.12% a 111.76 yenes.

La moneda japonesa había caído previamente contra el billete verde después de que la escala de compras de activos establecidas por el Banco de Japón decepcionó a algunos inversionistas que se habían posicionado para un mayor alivio monetario.

El dólar cayó 0.01% contra el yen a 84.39 yenes. Se espera que las ganancias en la moneda japonesa sean contenidas por las perspectivas de un mayor alivio monetario por parte del Banco de Japón el próximo año.

El banco central japonés incrementó su compra de activos en 10 billones de yenes y dijo que debatiría el próximo mes si existe espacio para elevar su meta de inflación, una medida que podría debilitar a la moneda.

ros