LONDRES - El euro subía de manera generalizada este miércoles, luego de reportes que hablaban de que el Fondo Monetario Internacional incrementaría su capacidad de préstamo, e impulsado además por una agencia calificadora que al parecer suavizó su postura sobre el panorama de Italia.

La moneda común mantenía su distancia de un mínimo de 17 meses contra el dólar, pero muchos en el mercado creen que sus ganancias de esta semana serán fugaces, y que el euro podría seguir cayendo si la crisis de deuda del bloque se deteriora.

El euro ganaba 0.4% en el día a 1.2796 dólares. La divisa recortó su avance desde un máximo de la sesión, cuando fue impactado por una combinación de las noticias de Fitch y el FMI que llevó a los inversores a reducir sus apuestas a la baja.

Un analista de Fitch dijo que la agencia no esperaba que Italia cayera en cesación de pagos. Más temprano, el euro sufrió una ola de ventas luego de que un director de la agencia dijera que una rebaja de dos escalones a la calificación de Italia era una alternativa.

Estos comentarios fueron seguidos por un reporte de Bloomberg News que decía que el FMI propuso incrementar su capacidad de préstamo en 1 billón de dólares, lo que le dio más respaldo al alza del euro.

Más tarde, Reuters publicó que el FMI estimaba que necesita recaudar hasta 600,000 millones de dólares en fondos frescos para prestarle a países en problemas por la crisis del euro.

Algunos agentes de mercado eran escépticos de que el FMI fuera capaz de entregar el monto reportado inicialmente y advirtieron que los riesgos para el euro eran altos, dado que Grecia retoma las negociaciones con los acreedores para un canje de deuda el miércoles.

"Muchas cosas están todavía en el aire, sin una resolución clara. Me resisto a la idea de un próximo aumento en los fondos del FMI, aunque el mercado ha reaccionado en base a eso", dijo Simon Derrick, jefe de estudios de divisas del Bank of New York Mellon.

"Sería cauteloso y creo que el euro se verá en problemas para subir mucho más. Seguimos viendo olas de sentimiento positivo, pero el euro/dólar ha luchado por avanzar mucho más allá de los 1.28 dólares esta semana, lo que habla de la presión bajista que se está acumulando", afirmó.

Como resultado de las amplias ganancias, la divisa única subía 0.5% frente al yen y tocaba los 98.31 yenes, alejándose de un mínimo de 11 años alcanzado esta semana, y recuperándose de un piso contra el dólar australiano.

El dólar tocó un mínimo como resultado de la fortaleza del euro. Frente a una cesta de divisas, el billete verde perdía 0.4% a 80.827 puntos, aunque permanecía cerca de un máximo de 16 meses tocado el viernes. La divisa operaba sin cambios frente al yen, cotizando a 76.82 yenes.

ros