Nueva York- El euro subió este martes frente al dólar debido a los riesgos tomados por inversionistas un día antes de una oferta del Banco Central Europeo de entregar dinero barato a los bancos.

Sin embargo, los resultados de la subasta del BCE serán clave para ver si la moneda única logra sostener sus ganancias.

El apetito por riesgo reinaba debido a que los inversores se centraron en la operación de financiación de largo plazo del BCE, una oferta de dinero barato destinada a proveer recursos a las empresas que han sido privadas de fondos de inversión.

La primera operación del BCE, llevada a cabo en diciembre, es reconocida como algo que alentó a los bancos para obtener préstamos del banco central y comprar bonos soberanos europeos de mayor rendimiento.

La subasta ayudó a llevar los rendimientos de la deuda de países agobiados, como Italia y España, significativamente más abajo y a disipar los temores de contagio derivados de Grecia.

"Uno podría pensar que (los préstamos del BCE con tasa muy bajas, conocidos como LTRO en inglés) serán decisivos para el estado de ánimo del mercado durante los próximos dos días", dijo Nick Bennenbroek, jefe de estrategia cambiaria en Wells Fargo Bank.

Las noticias de que Irlanda someterá a un referendo el nuevo pacto fiscal acordado en la Unión Europea mantuvieron contenido el optimismo por el euro.

El anuncio del primer ministro irlandés, Enda Kenny, prepara el escenario para la primera votación popular sobre un plan liderado por Alemania para fortalecer la disciplina presupuestaria en toda la región.

El euro subió 0.5% a 1.3458 dólares, con el máximo de la sesión en 1.3470 dólares, cerca del mayor nivel en tres meses de 1.3486 dólares establecido el viernes. Los operadores citaron ofertas en 1.3480 dólares y una opción de barrera de 1.3500 dólares.

Sin embargo, Bennenbroek advirtió que la reacción del mercado a los LTRO no serán sencillos.

Un sondeo de Reuters mostró que los bancos tomarán cerca de la mitad de un billón de euros del BCE, más o menos lo mismo que la última vez. Esto sería visto como una compra de más tiempo por las autoridades en su intento por resolver la crisis de deuda soberana.

Datos de Estados Unidos sobre la confianza del consumidor, la manufactura y los precios de la vivienda hicieron oscilar el euro a principios de la sesión.

La economía de Estados Unidos está mostrando signos de una recuperación más sostenida, llevando a niveles más altos a los rendimientos de los bonos del Tesoro. Esto ha provocado un alza del dólar frente al yen japonés durante este mes.

Un récord del déficit comercial japonés, la reducción del superávit en cuenta corriente y la sorpresiva política de alivio monetario del Banco de Japón también han pesado para que el yen se encamine a su mayor caída mensual en dos años.

El dólar cayó 0.1% a 80.46 yenes, un día después de tocar un máximo de nueve meses.

El euro subió a 108.34 yenes, un avance de 0.4%, pero lejos del máximo de cuatro meses del lunes.

ros